El video amenaza los desfiles de moda

Los directores creativos y los fotógrafos descubrieron que el formato de imagen en movimiento y sonido, en horizontal, encajaba a la perfección con el mundo de la moda.
Cara teléfono en mano.
Cara teléfono en mano. (Especial)

Nueva York

Por estética, por democracia y por economía, el video amenaza con desbancar a la pasarela y la fotografía como principal medio de difusión de la moda. Y en ese auge audiovisual en la difusión de las tendencias, un buen número de realizadores españoles y latinoamericanos se han posicionado entre los más influyentes a nivel mundial.

El programa Hispanic-American Fashion Films Now, (Películas Hispanoamericanas sobre Moda Ahora) que organiza el Instituto Cervantes de Nueva York, mostrará el 11 de marzo en su sede de Manhattan los más destacados trabajos de realizadores españoles y latinos cuyas obras suponen un punto y aparte en la promoción del diseño de moda y la estética. Diecinueve videos en total, seleccionados entre las mejores producciones españolas, argentinas o mexicanas, entre otras.

Fue al comienzo de la década de los 2000 cuando Internet revolucionó el concepto de la fotografía de moda al constatar que el formato horizontal de los monitores de la computadora complicaba la visualización vertical de las instantáneas y los modelos.

En latinoamérica se aprecia un movimiento importante del uso del video para dar a conocer marcas de moda regionales.

Aunque el cine había tratado el mundo de la moda en múltiples ocasiones (Who Are You, Polly Magoo? o Prét-à-Porter), los directores creativos y los fotógrafos pronto descubrieron que el formato de imagen en movimiento y sonido, en horizontal, encajaba a la perfección con el mundo de la moda, además de ofrecer volumen, y que Internet era el soporte ideal para mostrar ese formato.

"Los vídeos de moda no sirven sólo como promoción de los diseñadores, sino que ahora los propios cineastas se sirven de la moda como excusa para expresarse y mostrar sus capacidades estéticas", asegura Patricia Yagüe, comisaria del programa, consultora cultural y experta en moda.

"Los fotógrafos han entendido que el video ofrece un mensaje más potente, más atractivo y más cercano, pero también muchos realizadores que no habían tenido contacto anterior con el sector están alcanzando la fama con sus producciones sobre moda".

Para Yagüe, el momento en el que el video ocupa un lugar predominante ya ha llegado. "La pasarela es más limitada, por espacio, por público y por recursos, mientras que el video tiene la capacidad de sustituir no sólo a los desfiles, sino también a las revistas y los editoriales de moda". Para ella, el uso del video genera nuevos productos, como el "making of", que en el sector se está convirtiendo en algo casi tan importante como el producto final.

Los fotógrafos han entendido que el video ofrece un mensaje más potente, más atractivo y más cercano.

En opinión de la mexicana Mayra García, escritora y fotógrafa de moda y co-presentadora de la jornada, en América Latina se aprecia "un movimiento importante del uso del video como medio para dar a conocer marcas de moda regionales que buscan alcanzar un público internacional, ya que en Latinoamérica no hay una Semana de la Moda equivalente a las de París, Londres o Nueva York".

"La jornada rendirá homenaje al esfuerzo de jóvenes creadores y diseñadores que están tratando de abrirse paso en el mundo de la moda, especialmente porque ésta cae cada día más bajo el dominio de las grandes corporaciones (Zara, H&M) y los conglomerados financieros (LVMH, Kering)", asegura.

Así, para Mayra García, "mientras Internet siga siendo una arena democrática y libre, habrá un canal abierto al mundo para dar a conocer talentos que desde el País Vasco hasta la Patagonia aportan al mercado de la moda ideas frescas y mucho ingenio".

Hispanic-American Fashion Films Now se engloba dentro de otro proyecto conocido como Hispanic-American Fashion Culture (Cultura de la Moda Hispanoamericana) organizado por la comisaria de arte Marisa Fatás, en el que el Instituto Cervantes de Nueva York se ha asociado al FIT (Fashion Institute of Technology) y los consulados de México y Colombia para dar a conocer los éxitos de la comunidad Latina de la Gran Manzana en esta industria.

Para Ignacio Olmos, director del Cervantes de Nueva York, "hay muchos latinos profesionales del diseño, la ilustración y el cine que están creando hoy en día productos de gran calidad en un mercado altamente competitivo como es el de la moda y merecen que se les dé la mayor difusión posible".