Vende cervezas para entrar al Vive

Randy López tiene 19 años y es la primera vez que viene al Vive Latino, pero nos solo disfruta de la música de sus bandas favoritas, además se gana dinero  al vender cervezas a los asistentes.
Randy (derecha) de 19 años y su amigo Marco, venden unas 300 cervezas al día.
Randy (derecha) de 19 años y su amigo Marco, venden unas 300 cervezas al día. (Natyelli Meneses)

Ciudad de México

En el escenario Unión Indio, Randy baila y canta el coro de las rolas de los Rebel Cats. Es la primera vez que viene al Vive Latino y también la primera que vende cervezas a los cientos de asistentes.

"Está chido", dice el joven de 19 años cuando se le pregunta sí le gusta su trabajo.

Su amigo Marco Zaid, que también es vendedor en el Foro Sol, lo invitó y se le hizo que era buena idea, pues además de ganarse su "lana", puede escuchar a sus grupos favoritos. 

"Ayer (sábado) el que más me gustó fue Calle 13, pero también vi a La Maldita, el Gran Silencio y a los Tigres del Norte. La neta está súper chido", menciona.

Randy va y viene ofreciendo cerveza a 80 pesos en los distintos escenarios del festival de música, sabe que tiene que ser rápido y "movido", pues le pagan por cada vaso que venda.

"La verdad sí hay mucho borracho, pero son tranquilos, el ambiente está muy tranquilo", dice mientras baja la charola de su cabeza para despachar cinco cervezas que un grupo de amigos le pidió.

En su cuarto día como vendedor de cervezas, refrescos, agua y papas, Randy asegura que no está cansado y que está guardando energía para poder disfrutar hoy de Zoé, Placebo y de los Enanitos Verdes, bandas que le entusiasma ver en vivo.

"Al día vendo como unas 300 cervezas. Empiezo desde que inicia el festival, como una o a las dos de la tarde y ya nos vamos como hasta las cuatro de la mañana"

"Así veo gratis el concierto y pues está chido. Vamos cantando, bailando y vendiendo", dice Randy, que estudia la prepa en la UNAM y a quién le gustaría convertirse en ingeniero automotriz.