CRÓNICA | POR EFE

Futbol y gastronomía, la oferta turística de Uruguay

A poco de comenzar una nueva temporada de verano, Uruguay busca mejorar su conexión aérea con el mundo para aprovechar su perfil de potencia futbolística y el desarrollo de una gastronomía basada en lo natural como complemento de una oferta turística centrada en el atractivo de sus playas.

El equipo de Uruguay clasificó al Mundial de Brasil 2014
El equipo de Uruguay clasificó al Mundial de Brasil 2014 (Reuters)

Montevideo, Uruguay

A poco de comenzar una nueva temporada de verano, Uruguay busca mejorar su conexión aérea con el mundo para aprovechar su perfil de potencia futbolística y el desarrollo de una gastronomía basada en lo natural como complemento de una oferta turística centrada en el atractivo de sus playas.

En una entrevista, la ministra uruguaya de Turismo, Liliam Kechichián, anunció que una delegación gubernamental se desplazó esta semana a Estambul para negociar la activación de un vuelo de la aerolínea Turkish Airlines hacia Montevideo.

El envío de la misión uruguaya, encabezada por el ministro de Transporte, Enrique Pintado, y el viceministro de Turismo, Antonio Carámbula, responde a una invitación de la aerolínea turca, cuyos representantes ya estuvieron antes en el país suramericano este año.

Según Kechichián, Turkish Airlines "ha manifestado la voluntad de tener en Montevideo un 'hub' (centro de distribución)" regional, por el creciente interés de sus clientes en América Latina.

Actualmente Turkish Airlines "está volando a Argentina" y allí ha tenido "algunas dificultades", lo que puede ayudar a Montevideo a convertirse en ese nuevo enlace, que incluye también una conexión con China, uno de los destinos de la aerolínea turca, y abre mercados tan interesantes como el ruso, consideró.

Las conexiones que tiene con Brasil dan un valor añadido para el turismo en Uruguay con miras al Mundial de fútbol en 2014.


Este año, Montevideo recuperó la conexión aérea que perdió con Madrid por decisión de Iberia al adquirir esa ruta Air Europa y ganó un enlace con París de la mano de Air France.

Además, pese a la reciente quiebra de la aerolínea bandera nacional Pluna, la capital uruguaya mantiene importantes conexiones con la región.

Las conexiones que tiene con Brasil fueron destacadas este lunes por Kechichián como un valor añadido para el turismo en Uruguay con miras al Mundial de futbol que el país vecino acogerá en 2014, para el que la selección uruguaya está clasificada.

"Está estudiado que los aficionados de los países que van quedando fuera del Mundial empiezan a circular por los países más cercanos", porque "asocian un viaje largo a poder conocer la región", argumentó.

Precisamente, el fútbol es para Uruguay "absolutamente importante y definitorio en la marca país", opinó la ministra, al expresar su satisfacción por la reciente clasificación de la selección al próximo campeonato del mundo.

"Después del cuarto puesto en el Mundial de Sudáfrica (en 2010), la búsqueda de Uruguay en Google aumentó en un 3.000 por ciento", apuntó sobre el valor que puede tener ese concepto para el turismo.

Entre los nuevos polos de atracción nacionales destacó también el reconocimiento que ha logrado el "sistema de trazabilidad de la carne" uruguaya, que permite a los restaurantes detallar a los comensales el recorrido del producto desde que nace la vaca hasta que se sirve en el plato.

Cuenta com dos establecimientos uruguayos en la lista de los mejores restaurantes latinoamericanos difundida por la revista Restaurant Magazine.


En el campo gastronómico, resaltó asimismo el éxito de la primera franquicia de "parrilla gourmet" en Montevideo (basada en ese sistema) y la inclusión de dos establecimientos uruguayos en la lista de los mejores restaurantes latinoamericanos difundida este año por primera vez por la prestigiosa revista Restaurant Magazine.

Kechichián señaló, asimismo, que Uruguay espera mantener el ritmo de visitantes este año a pesar de las "complejidades" de la región, en alusión a Argentina, de donde procede la mayoría de turistas que llegan al país (1,5 millones).

El gobierno confía en terminar 2013 en el entorno de los 2.8 millones de visitantes, con "entre 30 mil y 40 mil turistas menos", una cifra muy importante para un país de apenas 3.3 millones de habitantes, que tiene en el balneario de Punta del Este su principal atractivo turístico.

Sin embargo, Kechichián reconoció que las previsiones apuntan a que habrá "un menor gasto, especialmente de los argentinos", por las restricciones a la salida de dólares impuestas por el Gobierno de ese país.

Para contrarrestarlas, la funcionaria aclaró que el Ministerio de Turismo mantendrá algunas medidas de exoneración de impuestos iniciadas el año pasado.

Por detrás de los argentinos, los brasileños son, con más de 400 mil, los turistas que más visitan Uruguay, pero son los paraguayos los que más gastan en promedio.

En los últimos años han aumentado en número los norteamericanos y los europeos a pesar de la crisis económica, aunque con un gasto cada vez más bajo, resaltó Kechichián.