Fabrican tela capaz de medir el ritmo cardíaco

El textil, fabricado por una empresa japonesa, es capaz de recibir señales eléctricas de los músculos para tomar medidas biométricas. 
El futuro de la ropa es que se mueva por sí misma
El futuro de la ropa es que se mueva por sí misma (Magnetic Fabrics)

El fabricante textil japonés Toyobo desarrolló un material que aplicado en la parte interna de la ropa puede medir ritmos biológicos como la frecuencia cardíaca, la respiratoria y la sudoración.

El denominado "cocomi" es un material altamente conductivo que se coloca entre capas de resina a modo de circuito, según explica la compañía en un comunicado.

La parte que toca la piel recibe señales eléctricas de los músculos apenas perceptibles y envía los datos a un teléfono inteligente u otro dispositivo similar que muestra la información.

La compañía planea utilizar el material en prendas de deporte gracias a sus altas propiedades elásticas y a lo fino que es, pues sólo tiene 0.3 milímetros de grosor.

Lograr esta elasticidad fue un "reto" para Toyobo, ya que los materiales conductores convencionales no son elásticos y carecen de precisión dada su incapacidad de "seguir adecuadamente el movimiento del cuerpo".

El material también podría encontrar usos en campos como la medicina.

"Es posible conocer el estado fisiológico y psicológico de una persona a través datos recogidos por el dispositivo conociendo, por ejemplo, el grado de relajación o somnolencia de un individuo", explicó el fabricante.

Toyobo, que decidió invertir en este campo debido al "creciente interés que generan los dispositivos de medición de información biológica para vestir", planea comercializar el material en 2017 de forma conjunta con otras empresas del sector textil y de diversas áreas, informó hoy el diario Asahi.