Cinco formas que no conocías para tener un orgasmo

No siempre es necesaria una pareja o una penetración, así que no hay excusa para que no festejes el Día Internacional del Orgasmo femenino. 
Siempre es un buen día para tener un orgasmo, aunque no tengas pareja.
Siempre es un buen día para tener un orgasmo, aunque no tengas pareja. (Shutterstock)

Ciudad de México

Entre los mitos más comunes del orgasmo femenino está el que sólo se puede alcanzar a través de la penetración vaginal o que necesitas de un compañero o compañera para experimentarlo.

Afortunadamente son sólo eso, mitos. Por eso, recopilamos cinco formas en las que puedes tener un orgasmo no sólo para festejar su día, sino por todos los beneficios que puedes obtener de éste, como reducir el estrés, ayudarte a dormir mejor, aliviar los dolores menstruales y la tensión muscular y fortalecer la zona pélvica.

TE RECOMENDAMOS: ¿Quieres tener un orgasmo? La ciencia te dice cómo

Con los pezones

Algunas mujeres tienen mayor sensibilidad en el área de los pezones. Al estimularse, esta zona activa la misma región del cerebro que cuando hay estimulación en el clítoris o la vagina, descubrió recientemente un grupo de investigadores.

Cómo aprovecharlo: procura tener juego previo a la relación sexual. De esta manera, puedes probar qué tan sensibles son tus pechos y si te ayudan a llegar al orgasmo mucho más fácil.

Si eres de las que tiene mayor sensibilidad, puedes probar juegos con dulces como miel, chocolate o crema chantilly para que tu pareja lo limpie con la lengua y aumentar así el placer.


Con besos

La piel de los labios tiene nervios similares a los que se encuentran en la vulva o los pezones, por lo que si se saben estimular correctamente, pueden hacerte ver las estrellas.

Por supuesto que para lograrlo necesitarás de práctica y paciencia, pues no sucederá a la primera. Ponte de acuerdo con tu pareja para que los movimientos de labios y lengua se sincronicen.

Cómo puedes aprovecharlo: incluye algún elemento como un dulce que a ambos les guste para maximizar la experiencia.


Estimulación del clítoris

Si quieres tener un orgasmo asegurado, nada mejor que jugar con este pequeño “botón” equipado con cerca de ocho mil terminaciones nerviosas.

Cómo aprovecharlo: empieza con una estimulación lenta y pausada y conforme te vayas sintiendo más excitada, aumenta el ritmo. Lo mejor es que tu pareja puede usar este recurso con sus dedos o lengua. Y tú sola puedes darte un orgasmo con un poco de estimulación, sea manual o asistida con algún juguete.


TE RECOMENDAMOS: ¡Adiós pena! visita una sex shop y regálate un juguete

Con sólo pensarlo

Así es. La simple idea del placer sexual puede ser tan poderosa que te lleve a experimentarlo físicamente. Por supuesto que requiere de mucha concentración y práctica, pero es posible.

Si te has despertado de un sueño en el que experimentaste el mejor orgasmo de tu vida o alguien te ha atraído a tal grado que empiezas a tener pensamientos sobre un posible encuentro sexual, vas por el camino de alcanzar un orgasmo mental sin necesidad de tocar una sola parte de tu cuerpo.

Cómo aprovecharlo: no hay nada mejor que la práctica, así que la próxima vez que pienses en la noche que estás por pasar con tu pareja, trabaja en esos pensamientos para que se conviertan en una experiencia física que puedes vivir en casi cualquier lado. 


Con ejercicio

Correr o nadar no ayudará mucho, pero si haces alguna actividad que ponga a trabajar los músculos abdominales centrales es muy probable que experimentes un pequeño orgasmo.

Este tipo de placer suele ser menos intenso que uno obtenido a través de la estimulación del clítoris y entre los ejercicios que te pueden llevar a experimentarlo están: el trabajo abdominal (mejor aún si necesitas tener las piernes levantadas), la yoga, el spinning y el levantamiento de pesas. 

Cómo aprovecharlo: la próxima vez que hagas alguno de estos ejercicios, presta atención a la sensación del momento. Si hay algún movimiento que la intensifica, sigue haciéndolo hasta que lo logres. 

¿Cuál probarás?


mrf