Las tendencias en peinados para el otoño

En esta temporada, el cabello debe moverse de forma natural en vez de estar alisado.
Cortes de cabello para este otoño.
Cortes de cabello para este otoño. (Shutterstock)

Desordenadas, despeinadas y voluminosas: las tendencias en peinados para el otoño no van dirigidas a niñas buenas. "Es como si la mujer no hubiese dejado de bailar durante toda la noche", dice la maestra peluquera alemana Stefanie Ullmann al describir los nuevos looks.

El cabello debe moverse de forma natural en vez de estar alisado: este es el lema.

"La idea es crear con un corte de pelo la mayor diversidad posible de looks", explica el peluquero Heiner Heijen. Esto se puede lograr con cortes suaves que tengan mucha estructura", dice el experto. La mujer cuando lleve el cabello largo puede ser ondulado o rizado, por ejemplo.

Sin embargo, el aspecto de los rizos no debe ser severo o clásico sino natural. Y deben caer libremente, casi sin querer. Para lograr este efecto, Heijen recomienda usar planchas o rulos térmicos. Para Ullmann, un flequillo oblicuo y largo con una raya muy profunda a un lado es la combinación ideal para este look. Lo que todas las tendencias en peinados prohíben son los flequillos extra largos y rectos, así como la raya al medio.

Como toque para estilizar, el clásico moño marca la tendencia. "El moño tampoco debe tener un aspecto severo y conservador", advierte el maestro peluquero Antonio Weinitschke. El moño hay que fijarlo flojamente y debe tener un aspecto ligeramente ensortijado. El pelo puede estar un poco cardado. Una alternativa es llevar el moño hacia un lado. Cuanto más grande y más voluminoso es el moño, tanto mejor, opina Ullmann.

Entre los peinados cortos sigue siendo popular el corte pixie, la novedad de la pasada temporada. Sin embargo, el peinado es ahora más corto hacia los lados y en la parte trasera que en el lado superior de la cabeza. Como consecuencia, el pelo en la parte superior es un poco más largo que de costumbre. Las orejas están descubiertas. "También el pixie es variable", dice Ullmann. Puede tener un look masculino garçon o desordenado y punk. Las posibilidades estilísticas son muy amplias.

Un corte un poco más largo es el clavi cut. Clavi viene de la palabra inglesa "clavicle", que significa clavícula. "El corte bob alargado cae un poquito sobre los hombros y termina en la clavícula", explica Weinitschke. Es un corte ideal para cualquier forma de la cara, dice la experta en tendencias: una cara redonda se alarga mientras que una cara delgada parece más voluminosa a causa del corte ligeramente escalonado. También el corte clavi debe ser natural e informal. Una ventaja de este corte moderno es que el pelo es lo suficientemente largo para hacer un moño o una cola de caballo.

La asociación de peluqueros Intercoiffure Alemania se deja inspirar por los looks de los años 80. Su característica es que tienen más volumen y están un poco cardados. Aquí también, los peluqueros dan importancia a la diversidad. "Del corte ladylike como en la serie Dinastía hasta el corte salvaje de las estrellas de rock, todo es posible", dice el portavoz de Intercoiffure, Jens Dagné.

En todas las tendencias de cortes el pelo se sujeta y se adorna con pasadores o clips con mucho metal y superficies brillantes, señala Ullmann. Además están de moda los accesorios con plumas.

Por supuesto que los colores artificiales del cabello deben dar un aspecto adecuado. "Los tonos marrones dorados están totalmente de moda", dice Weinitschke. En la línea de implantación frontal, el color del pelo es un poco más oscuro y en las puntas un poco más claro. Sin embargo, la gradación del color tiene un aspecto un poco pálido.

Para los peinados cortos, Weinitschke recomienda colores más oscuros, como el ébano: "Le dan a la cara un aspecto más marcado". Stefanie Ullmann ha observado una tendencia inusual en los colores: el gris. Las mujeres eligen muchas veces un gris plateado que al mismo tiempo tiene un aspecto natural y que brilla en el sol de otoño. También los peinados para hombres se caracterizan por su diversidad: los cortes con contornos cortos y una línea de implantación larga se pueden estilizar de muy diferentes formas, explica Heijen. Los colores que más de moda están son el grafito y el moca.