Más tela y adornos: la tendencia en los bikinis

Para ir a la playa los trajes de baño en el verano de 2014 será más amplia que nunca con adornos con inserciones de malla, drapeados y cordones, así como pequeños detalles.
La diversidad de prendas de baño para la mujer en el verano de 2014 es más amplia que nunca.
La diversidad de prendas de baño para la mujer en el verano de 2014 es más amplia que nunca. (Shutterstock)

Bikinis, tankinis, monokinis, trajes de baño enteros: la diversidad de prendas de baño para la mujer en el verano de 2014 es más amplia que nunca. Sin embargo, lo que cuenta al final es que la prenda le guste y le quede bien.

Para las mujeres que quieren enseñar más, los bikinis y los monokinis son lo adecuado. Los monokinis se diferencian de los bikinis por el hecho de que las partes de arriba y de abajo están unidas mediante una delgada tira de tela. Sin embargo, también son populares los trajes de baño y tankinis cuya parte de arriba se asemeja a un top estilo espaguetti.

Las partes de arriba las hay en todas las variedades posibles: con el clásico top triangular, sin tirantes, como bandeau, y con cierres más anchos anudados al cuello. Lo que es nuevo es el denominado corte mariposa: la parte de arriba es una combinación entre aros y cierre anudado al cuello.

Sin embargo, los modelos ya no son tan atrevidos como hasta hace poco. Las prendas tienen ahora más tela: "Los G-Strings y tangas hilo dental que se veían hasta hace un par de años están pasados de moda", dice la esteticista alemana Maria Hans. "En las ferias y en las pasarelas hemos visto sobre todo muchos trajes de baño enteros y bikinis retro", señala por su parte Alexander Radermacher, director de moda de la empresa organizadora de ferias Igedo Company, en la ciudad alemana de Düsseldorf. Retro quiere decir aquí: braga con pretina alta y parte de arriba triangel al estilo de los años 50. Estos modelos, así como los tankinis, cuyas partes de arriba cubren el vientre, favorecen sobre todo a las mujeres con más curvas.

"Actualmente, lo que es importante es sobre todo la sujeción perfecta en la moda de las prendas de baño", dice Maria Hans. Los bikinis push up tienen un escote fantástico y los denominados trajes de baño de formato con barreta dan forma a la figura, explica la asesora de compras Simone Piskol.

Los modelos para la playa están adornados con agujeritos en la tela, inserciones de malla, drapeados y cordones, así como pequeños detalles como cadenitas, colgantes y perlas. Los colores y estampados son más bien naturales. Un vistazo a las colecciones permite comprobar que hay de todo, desde un blanco inocente hasta tonos aqua y verdes pasando por un rosa suave y el color frambuesa. Los colores neón, que estaban muy de moda la pasada temporada, a lo sumo se pueden ver este año en los estampados, preferentemente en combinación con el negro, dice Piskol.

Los propios estampados son variados: hay puntitos, rayas, cuadros y también estampados animales y florales, que siguen siendo populares en la moda de las prendas de baño. Las mujeres también pueden encontrar en las colecciones el look etno y azteca, que forma parte de la tendencia general. Lo que es nuevo son motivos de animales como flamencos, papagayos o cocodrilos. También es fuente de inspiración el Mundial de fútbol que se disputará del 12 de junio al 13 de julio en Brasil. Los trajes de baño para hombres, por ejemplo, se ofrecen con los colores nacionales de la potencia futbolística suramericana, así como con banderas y motivos tropicales.

Para los que no son aficionados al fútbol hay shorts de baño a cuadros multicolores, así como modelos con estampados y a rayas. Los tonos azules están de moda. Alexander Radermacher ha descubierto en las colecciones todos las variantes de largo. Sólo deberían quedarse en el armario los speedos, que son cortos, según la opinión unánime de todos los expertos en moda.

Según la revista especializada alemana "Textilwirtschaft" (verano 2014), los fabricantes han dedicado especial atención este año a los denominados cover ups o vestidos de playa, tales como caftanes, túnicas, pantalones sarouel o jumpsuits, que se ponen encima de las prendas de baño. También se visten fuera de la playa y la piscina, por lo que casi eliminan las fronteras con la ropa exterior.

En cuanto a los accesorios, están pisando fuerte, sobre todo, los sombreros de paja, dice Maria Hans, "y no sólo por motivos ópticos, sino también por un motivo práctico como es la protección solar". Bolsas grandes, brazaletes multicolores y sandalias complementan el look de la playa.