Este hombre convierte el café en una verdadera obra de arte

Con pequeños pinceles y crema coloreada, un barista coreano logra hacer obras como La noche estrellada y El grito de Munch en tazas de café.

Seúl, Corea

El camarero surcoreano Lee Kang-bin está llevando el arte del café a un nuevo nivel: crea imitaciones en miniatura de cuadros famosos en la crema que cubre el líquido de las tazas que sirve en su cafetería del centro de Seúl.

Con minuciosas pinceladas de pequeñísimas brochas, Lee, de 26 años, recrea "La noche estrellada" de Vincent van Gogh y "El grito" de Edvard Munch usando la crema espesa teñida con colorante alimenticio sobre las tazas de café.

TE RECOMENDAMOS: Imprime cualquier imagen en la espuma del café

El resultado del meticuloso proceso de 15 minutos es una taza de café frío que cuesta 7.70 euros (160 pesos) que ha hecho que Lee consiga miles de seguidores en su café y a través de la web.

"Una vez dibujé 'La noche estrellada' y parecía tan especial como el famoso cuadro encima de un café. Después de eso, muchísimas personas lo pidieron", dijo Lee, al tiempo que copiaba una imagen de su teléfono.

"Los clientes me suelen pedir que dibuje sus obras de arte favoritas", añadió.

En su perfil de Instagram donde publica fotografías y vídeos de lo que él llama "creamart" ("arte en nata"), Lee dice que él nunca aprendió a dibujar. Empezó a preparar café cuando tenía 17 años, durante el servicio militar obligatorio, y lo disfrutaba tanto que compró una máquina de caféy abrió su primera cafetería para exsoldados en un campo cerca de la frontera con Corea del Norte.


mrf