Huellas que deja el amor 'eterno'

Los costos para desaparecer un tatuaje no solo son monetarios, sino un fuerte dolor físico.

Ciudad de México

Como una constancia o una promesa de que el amor perdurará entre ellos, hay parejas que se tatúan figuras o símbolos como corazones, el nombre del otro, frases en letras chinas o árabes, que para ellos cobra un significado singular.

Este Día de San Valentín es motivo para dejar esa huella que se pretende imborrable, aunque cuando el amor se acaba es común que se intente desaparecer ese pasado, lo cual también resulta doloroso y deja cicatriz.

El tatuador Héctor Guisa de Alba comentó que el proceso para poner y para quitar un tatuaje varía de la dimensión y complejidad del mismo.

Existen seis métodos para remover tatuajes.

El más conocido es a través de láser con un médico, que es muy costoso, además de dejar secuelas.

Existe la remoción química con álcalis, que es removedor alcalino para tatuajes, rejuvitatu remover, que es el método químico más eficaz y seguro, aunque no se quita a la primera sesión, sino que se necesitan varias visitas, dependiendo de lo grande del tatuaje.

Un tatuaje se puede eliminar en minutos con electrocauterio o electrofulgurador, siempre y cuando sea de 20 centímetros.

Guisa de Alba aclaró que un tatuaje no se elimina al cien por ciento, porque siempre queda una cicatriz, pues al plasmarlo se quema o se abre la piel con un pigmento líquido que queda dentro, envuelta en el tejido cicatrizal y para llegar a desprenderlo hay que tener métodos mucho más agresivos que el mismo tatuaje.

Un tatuaje de 500 pesos puede costar hasta siete mil pesos quitarlo.

El también veterinario indicó que cuando las personas están desesperadas por desaparecer el tatuaje de algunas partes del cuerpo visibles porque no consiguen trabajo, llegan a aplicar agua de acumuladores de coche, utilizan un esmeril, o bien, se queman con agua hirviendo, lo que les provoca heridas con repercusiones infecciosas y en ocasiones llegan a mutilaciones.

Los riesgos a los que las personas se pueden enfrentar al realizarse un tatuaje varían dependiendo del establecimiento que elijan para realizarlo, pues hay algunos con poca higiene, lo que los expone a contraer diversas enfermedades como el MRSA, es decir, estafilococo áureo o dorado, resistente a la meticilina, o bien, la hepatitis B y C.

Lo más importante para los aspirantes a tatuarse es estar conscientes de que el tatuaje es permanente, dijo el tatuador.