Termas uruguayas: un paraíso natural con bondades curativas

Las aguas termales en Uruguay surgen en la década de los años 40. Desde ese momento, se convirtieron en un atractivo para el turismo de salud.
Las termas uruguayas son un destino muy solicitado por el turismo de salud.
Las termas uruguayas son un destino muy solicitado por el turismo de salud. (Foto: Cortesía)

México

En el subsuelo del noroeste uruguayo, en la zona del litoral, cercana al río Uruguay, se extiende una de las reservas de agua subterránea más grandes del mundo: el Acuífero Guaraní, un sistema de agua que ocupa parte de los territorios de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

Las termas uruguayas, forman parte de este sistema de agua, y son una de las principales atracciones que Uruguay tiene para ofrecer al turismo. Estas reservas de agua subterránea, se ubican a lo largo de la zona noroeste del país, a unos 400 km de Montevideo, en los departamentos de Salto y Paysandú, y tienen una temperatura que oscila entre los 38 y los 46° C, lo cual hace de este sitio un lugar excelente para disfrutar las propiedades curativas y medicinales del agua termal que emana de las profundidades del planeta.

Gracias a su alto contenido de sales minerales, las termas de esta región son utilizadas para baños de inmersión, que son ideales para recuperar la salud y el bienestar.

Una de las características principales de las termas uruguayas es su hermosa ubicación, ya que el entorno natural está rodeado por praderas surcadas por el agua de ríos y arroyos, lo que permiten al turista entrar en comunicación con la naturaleza mientras disfruta de servicios de primer nivel, como piscinas de todos los tamaños, chorros tonificantes y baños de burbujas.

Complejos termales

Uruguay cuenta con 6 complejos ubicados en la región noroeste del país, entre los departamentos de Salto y Paysandú.

Daymán: Ubicadas en Salto, cuentan con la mayor temperatura de aguas termales, que puede ascender hasta los 45° centígrados. Ademá, cuenta con un parque acuático llamado Acuamanía, el primer parque temático de aguas termales de Sudamérica y el Parque Agua Clara, un espacio tranquilo para disfrutar en familia. Es el centro más visitado por turistas nacionales y extranjeros.

Arapey: También se encuentran en el departamento de Salto, y son las termas más antiguas, con una temperatura promedio de 38° centígrados. Cuenta con hoteles de 4 y 5 estrellas para alojarse cómodamente.

Guaviyú: Ubicadas al norte de la ciudad de Paysandú, son altamente recomendables por las propiedades curativas y relajantes de sus aguas.

Almirón: Se encuentran en Paysandú, cuentan con albercas termales de agua salada, que proviene de una napa subterránea conocida como San Gregorio.

San Nicanor: También ubicadas en Paysandú, la temperatura de sus aguas que llegan a superar los 40° C; cuentan con más de 800 hectáreas de verdes paisajes y cuatro enormes lagos que le dan un atractivo especial. además, ofrecen a los visitantes una gran experiencia culinaria, pues tiene los mejores restaurantes, mini mercados y zonas para picnic del país.

Salto Grande: Ubicadas a 10 km de la ciudad de Salto, en un predio de más de 200 hectáreas a orillas del lago. Aquí se ofrecen servicios para un turismo de alto nivel, ya que cuentan con lujosos resorts y canchas de golf, además de actividades, como camping, paseos a caballo y en catamarán que recorren todo el complejo, así como un parque acuático famoso por su piscina de olas artificiales que está abierto los 365 días del año.

Lo que debes saber

Consideradas desde la antigüedad como un elixir de la juventud, las aguas termales son valoradas hoy más que nunca en el contexto de la vuelta a la medicina preventiva y natural.