Platea: el Disneylandia gourmet

Para los amantes del buen comer, este espacio en Madrid es un paraíso de sabores, espectáculos y tragos de todo el mundo.

México

“Exclusivo pero no excluyente” es la descripción perfecta para el nuevo centro gastronómico Platea, un espacio gourmet perfecto para la marcha madrileña, que reúne una vasta y variada oferta gastronómica con los mejores tragos y un escenario dispuesto a todo.

El espacio es el que ocupaba el antiguo cine Carlos III, una joya arquitectónica de casi 6 mil metros cuadrados frente a la Plaza Colón, en el elegante barrio de Salamanca, que arropa a la calle Serrano y sus boutiques de lujo.

Abierto el año pasado, Platea ya es un lugar de referencia para las noches madrileñas: antes, después o para la marcha, es todo un espectáculo para los sentidos que brinda buenas tapas y comida orgánica de signature, cervezas del mundo, cocteles, postres y shows nocturnos variopintos.

Poseedor de seis estrellas Michelín, Platea ofrece a sus visitantes barras de autor, cocinas del mundo, show cooking, talleres culinarios, catas, afterworks, tiendas gourmet, dulces y coctelería fina mientras disfrutan de un buen grupo de son cubano, danza aérea, micro teatro, cabaret, DJ’s o un partido de futbol en su pantalla gigante.

El diseño interior corrió a cargo de Lázaro Rosa-Violán, quien se inspiró en la estética de mediados del siglo XX para mantener la atmósfera del antiguo cine con paletas de colores marrones y verdes para junto con la iluminación crear un ambiente lujoso e intemporal, dramático, teatral.

Sabores de todo el mundo dan gusto a Platea, una especie de mercadillo moderno donde la comida se presenta en todas sus bandejas: desde la informalidad de las tapas de La Batea, Castizo y A Mordisco hasta las barras tradicionales de Entrecortes y De Cuchara, o la cena lujosa del orgánico Arriba, ideal para quedar bien con la novia o agarrar marcha con amigos.

Los chefs, todos españoles: Marcos Morán, Paco Roncero, Pepe Solla y el afamado Ramón Freixa cubren los espacios de los sabores locales, modernos, tradicionales o contemporáneos, muy afines con la comida fusión.

Mientras que Alex de la Fuente propone antojitos mexicanos en su lugar Besos de sal, Rafael Sánchez reinterpreta la comida japonesa en Shikku, Rainieri Casalini brinda su visión italiana en Fortino y Kiko Zeballos trae los sabores peruanos a su Kinua.

No podía faltar el dulce a medio cine, así que el chef pastelero Alejandro Montes abrió las puertas de su Mamá Framboise justo abajo de la zona de talleres y el comedor privado.

Para quitar la sed, una cerveza Premium de Estrella Damm, barra tematizada que da contrapeso a las tres barras de coctelería El Foso, El Patio y El Palco, regentados por Diego Cabrera y Luca Anastasio considerados los mejores bartenders de Madrid.

LOS ESPACIOS DE PLATEA

PLANTA CALLE

CASTIZO: croquetas, frituras, patatas y tortilla

GOLD GOURMET: productos frescos, conservas y vinos

COOKING: menaje

LA SHOPERIA DE DA2: merchandising

BARRA ESTRELLA DAMM: barra temazida de cerveza

A MORDISCOS: bocadillos, tostas, ensaladas, brochetas y empanadas

HAM-ON: jamón, embutidos y quesos

El PATIO: coctelería

LA HORA DEL VERMUT: encurtidos y frutos secos

LA BATEA: ostras y pulpo

ALFABIA: flores

PLATEA DULCE

MAMÁ FRAMBOISE

Zona de talleres y comedor privado (Arriba de Mamá Framboise)

PLANTA INFERIOR

ENTRECORTES: pollos, costillas, perritos y hamburguesas

EL FOSO: coctelería

DE CUCACHARA: sopas, cremas, guisos, arroces, legumbres y verduras.

BESOS DE SAL: mexicano

KINUA: peruano

SHIKKU: japonés

FORTINO: italiano

PRIMERA PLANTA

ARRIBA: Restaurante de Ramón Freixa

SEGUNDA PLANTA

EL PALCO: coctelería

TERCERA PLANTA

SMOKING AREA