Pura adrenalina en Orlando

 Si crees que Orlando es sinónimo de parques para niños, piénsalo de nuevo. Estas siete atracciones son ideales para quienes buscan emociones fuertes.
Orlando
Orlando (Paulina Martínez Castañon)

Orlando

La capital de los parques de diversión, Orlando, cuenta con algo para todos los gustos, incluyendo a quienes les gustan las emociones fuertes. ¿Ya las conoces?

Vuelo en picada

¿Alguna vez te has preguntado cómo siente un halcón al lanzarse en picada? Esta es la sensación en la nueva atracción de Busch Gardens, Falcon’s Fury. Esta es la primera torre de caída libre independiente más alta de Norteamérica. Primero, los voladores suben a 102 metros de altura, (tan alto que en un día despejado pueden ver la playa de Tampa). Al llegar a la cima el asiento da un giro de 90 grados, dejando la cara hacia el piso; luego se detiene cinco segundos y después los lanza al vacío a 96 kilómetros por hora. Sin duda, una caída como ninguna otra.

Chapuzón de altura

El tobogán más alto, empinado y largo de la Florida es un verdadero reto para quienes buscan emociones fuertes. Primero, subir los 126 escalones hacia la punta (con 25 metros de altura), después, escoger a cuál de las tres cajas de colores entrar. Escucharás un fuerte latido del corazón y a la cuenta de tres se abrirá el piso para caer a una velocidad de 8 a 12 metros por segundo, por bajadas, espirales, vueltas y mucha agua, hasta llegar al chapuzón final. Ihu Breakaway Falls en Aquatica es una verdadera salpicada de acción.

A toda velocidad

Inspirado en uno de los animales más rápidos del mundo, el chita, Cheetah Hunt hace que tu corazón palpite a mil por hora. La atracción de Busch Gardens inicia acelerando de cero a 100 kilómetros por hora en unos segundos, después continúa el recorrido con subidas, bajadas y vueltas extremas hasta llegar a otros dos lanzamientos a toda velocidad. Es tan rápida, que no tendrás ni tiempo de prepararte para la siguiente bajada.

Emoción a ciegas

Al iniciar el recorrido por The Revenge of the Mummy en Universal Orlando, los visitantes descubren una montaña rusa con muchas sorpresas y mucha velocidad. Lo primero es una caída en completa oscuridad, después la aventura comienza a toda velocidad mientras esquivan bolas de fuego, escarabajos y ejércitos de momias. Pero eso no es todo, ya que también hay vueltas de cabeza, más bajadas y un enfrentamiento cara a cara conla momia que querrá capturar el alma de cada uno de los pasajeros.

Con el estómago revuelto

La montaña rusa Sheikra en Busch Gardens “sin piso” es la primera en picada de toda Norteamérica. Primero sube a una altura de 60 metros para luego lanzarte en picada a ¡90 grados! Después continúa a una velocidad de 112 kilómetros por hora a través de una rotación de Immelman (una combinación de loop con vueltas simultáneas), hasta llegar a otra caída vertical y a un túnel subterráneo. Si esto no es lo suficientemente extremo, la atracción termina con una gran salpicada de agua. Sin duda, esta montaña tiene un poco de todo.

Nada como una mantarraya

En Manta en Sea World no sólo vuelas sino que das das vueltas de cabeza a 90 kilómetros por hora. El vuelo inicia suavemente pero cuando menos lo esperas, giras de cabeza y das vueltas invertidas experimentando la fuerza y poder de estar viajando a toda velocidad en el océano. Esta atracción te lleva a todas las posiciones y hasta te acerca al agua, proporcionando a los pasajeros una gran salpicada.

La fuerza de Hulk

The Incredible Hulk Coastersigue siendo una de las atracciones preferidas de Universal Orlando. En dos segundos, la montaña rusa acelera a 65 kms por hora hasta llegar a una velocidad de 108 kms por hora. Además, la atracción te lleva de cabeza siete veces para que en verdad sientas la fuerza de Hulk. Su primera caída es de 32 metros y después da siete vueltas diferentes (una llamada zero-g roll, otra acobra roll, dos vueltas verticales y dos vueltas llamadas sacacorchos). Por si eso no fuera poco, hay dos bajadas subterráneas. Esta atracción garantiza que saldrás verde de tanto movimiento.