Sustitutos de azúcar, opción para la gente que padece diabetes

Recomiendan consultar a un médico para conocer cuáles son una alternativa segura.

Ciudad de México

Los azúcares son un nutrimento esencial en la dieta, ya que son carbohidratos necesarios para el aporte de energía y en el organismo se transforman en glucosa, la cual es empleada por el cuerpo para diversos tipos de procesos biológicos, pero es importante consultar a un especialista lo que se puede ingerir para tener una dieta balanceada y, en caso de padecer diabetes, es mejor optar por un sustituto que recomiende su médico.

La presentación más conocida del azúcar se obtiene de la caña o la remolacha; sin embargo, también hay azúcares en las frutas (fructuosa) y en las mieles, ya sean de abeja o de agave, por lo que ese tipo de endulzantes no son una buena opción para personas con diabetes, ya que pueden generar un descontrol de su glucosa.

Ya sea por enfermedad o por control de peso, hay opciones de sustitutos que brindan un sabor dulce y con mucho menos calorías.

Las opciones consideradas no calóricas son aquellas cuyo aporte es menor a 5 calorías por porción.

La mayoría de los productos dietéticos o bajos en calorías que se ofertan en las tiendas emplean edulcorantes artificiales, pero es importante que el consumidor se informe sobre cuáles son los aprobados por las autoridades sanitarias (aspartame, acesulfame potásico, sucralosa, neotame, sacarina y ciclamato).

La Federación Mexicana de Diabetes recomienda a la población que tiene ese padecimiento consumir sustitutos de azúcar no calóricos, ya que representan una alternativa segura como parte de una alimentación adecuada. Cabe subrayar que al padecer esta enfermedad es muy importante llevar un seguimiento otros profesionales de la salud.

TE RECOMENDAMOS: La glucosa está hasta debajo de las piedras

Al respecto, la norma oficial mexicana NOM-015SSA2-1994 de la Secretaria de Salud (“Para la prevención, tratamiento y control de la diabetes mellitus en la atención primaria), señala que en quienes tienen dicho padecimiento “se evita el consumo de azúcares simples (miel, jaleas, dulces), permitiéndose el uso de edulcorantes no nutritivos, como aspartame, acesulfame de potasio, sucralosa y sacarina”.

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos refiere que los sustitutos del azúcar son sustancias que se utilizan para suplir aquellos que contienen sacarosa o alcoholes del azúcar, mientras que la Academia Americana de Médicos de Familia los define como sustancias químicas para endulzar.

La mayoría de sustitutos del azúcar son más dulces en sí y se necesita una menor cantidad para obtener la misma intensidad del sabor.

Todos los sustitutos artificiales se procesan químicamente y pueden venir agregados a los alimentos y durante la preparación de estos, también se pueden agregar al comer.

Es recomendable consultar a un especialista en nutrición para saber las cantidades y aplicaciones de estos sustitutos de azúcar, ya que en algunos casos pueden tener contraindicaciones o simplemente no ser funcionales, por ejemplo, para cocinar, como en el caso de la fenilalanina y ácido aspártico, pues ese pierde su dulzor cuando se expone al calor.

Los sustitutos normalmente aportan un sabor sumamente dulce, por lo cual basta emplear una pequeña cantidad.


(Da click aquí para ver la imagen completa)

REPL