El streaming de música desplaza a la venta de discos

En 2015 los ingresos por escuchar música en línea creció un 27 por ciento mientras que las ventas de discos bajaron un 10 por ciento, reportó la Asociación de la Industria Discográfica de EU. 
Spotify es el servicio de 'streaming' más usado.
Spotify es el servicio de 'streaming' más usado. (Reuters)

El streaming de música se convirtió, en 2015, en la primera fuente de ingresos de la industria musical de Estados Unidos, superando a las ventas físicas de discos y a la descarga de temas, según el informe anual de la Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos (RIAA por sus siglas en inglés). 

En cinco años, la proporción del volumen de negocios global generado por la escucha en línea pasó de 7 por ciento a 34.3 por ciento, alcanzando unos 2,400 millones de dólares el año pasado, un alza de 29 por ciento, de acuerdo a las cifras comunicadas por la RIAA.

Impulsadas por la emergencia de las nuevas plataformas Apple Music y Tidal, en un universo ya competitivo, las suscripciones a sitios de música en línea representaron 1,200 millones de dólares de ese total, un aumento de 52 por ciento.

Estados Unidos contaba, a fines del año pasado, con 10.8 millones de suscripciones a servicios de música en línea, un alza de 40 por ciento respecto al año anterior.

La escucha gratuita en libre acceso con publicidad también registra un fuerte aumento constante (+31 por ciento), mientras que los ingresos producidos por las radios en Internet crecieron sólo un 3 por ciento.

El espectacular aumento de la música en línea apenas fue suficiente para compensar la caída de las ventas físicas (de CDs, vinilos y DVDs), que retrocedieron 10.1 por ciento en 2015, el onceavo retroceso anual consecutivo de un área que se redujo en 85 por ciento en valor en una década.

Las ventas físicas representan actualmente apenas el 28.8 por ciento del volumen de negocios de la industria musical estadounidense, contra 34.3 por ciento la escucha en línea y 34 por ciento de la descarga legal por Internet.

Globalmente, el volumen de negocios llegó a los 7,000 millones de dólares, un aumento leve de 0.9 por ciento.

"La industria musical es ya una industria digital", observó el presidente de la RIAA, Cary Sherman, en el sitio de la asociación.