Yosemite: qué aporta el nuevo sistema operativo de Mac

Entre las novedades que aporta está el tipo de letra más simple, una búsqueda más completa y el navegador Safari mejorado.
Visualmente Yosemite se parece muchísimo al iOS, el sistema operativo para aparatos móviles usado en iPhones y iPads.
Visualmente Yosemite se parece muchísimo al iOS, el sistema operativo para aparatos móviles usado en iPhones y iPads. (DPA)

El nuevo sistema operativo OS X Yosemite para Mac de Apple aporta novedades, como un tipo de letra más llano, una búsqueda más completa y el navegador Safari mejorado.

Durante años, Apple bautizó a sus sistemas operativos para computadoras Mac con nombres de felinos: la primera versión en 2001 se llamaba Cheetah (guepardo), y a un ritmo de más o menos cada dos años llegaron Puma, Jaguar, Panther, Tiger, Leopard, Snow Leopard, Lion, y en 2012 finalmente Mountain Lion.

Hace un año, el responsable de software de la empresa, Craig Federighi, anunció que las siguientes versiones llevarían nombres de lugares emblemáticos de California y presentó OS X Mavericks, que lleva el nombre del paraíso de los surferos ubicado al sur de San Francisco. Y ahora llegó OS X Yosemite, que homenajea al famoso parque nacional.

iOS 8 no saldrá al mercado hasta septiembre, cuando se presente el nuevo modelo de iPhone.

En la mayoría de las versiones anteriores, solamente podían acceder a las versiones beta, es decir aún de prueba, aquellos que estuvieran registrados como desarrolladores en Apple. Pero esta vez la empresa puso el sistema a disposición de un millón de usuarios desde finales de julio, un número mucho más amplio que en anteriores ocasiones.

Visualmente Yosemite se parece muchísimo al iOS, el sistema operativo para aparatos móviles usado en iPhones y iPads. Por ejemplo, usa como tipo de letra la Helvetica New, y al igual que en iOS se eliminaron los efectos ópticos innecesarios. Es el caso de la barra en la parte inferior de la pantalla, que ya no es tridimensional, al igual que los "semáforos" que marcan el cierre, minimización o maximización de las ventanas.

También recuerda a iOS la función "Hoy" del Centro de Notificaciones. En el futuro no solamente mostrará recordatorios y eventos del calendario, sino también previsiones meteorológicas o determinados datos bursátiles.

A través de los widgets Apple abre esta función también a otros desarrolladores que ofrezcan por ejemplo entradas para eventos deportivos o servicios de rastreo para paquetes.

Se expande además ampliamente la función de búsqueda Spotlight, que ahora aparece, al estilo de Google, en el centro de la pantalla. No sólo se pueden buscar contenidos en el disco duro, sino también en buscadores de Internet como Bing, en la enciclopedia online Wikipedia o las bases de datos con la programación de los cines.

Visualmente, el navegador de Internet Safari también se asemeja mucho a iOS. A ello se añade que Apple ha aumentado la protección de datos, tal como le reclamaban los usuarios. Entre los buscadores entre los que se puede elegir están Google, Bing y Yahoo pero también DuckDuckGo, que no crea un perfil en base a las búsquedas del usuario. Safari cuenta además con más herramientas para evitar el tracking y puede vetar en general el uso de cookies sin que se vea perjudicado el confort de tener un usuario registrado.

Por ahora sigue siendo una versión Beta, es decir, de prueba. La buena noticia para todos los usuarios es que la versión final será gratuita.

En el programa de email se podrán enviar grandes adjuntos sin hacer colapsar el buzón del receptor: los datos se almacenan en la nube en iCloud. Y para el programa de chat Messages Apple se ha inspirado en WhatsApp: se pueden grabar mensajes con el micrófono y mandarlos.

Hay una novedad sin embargo que aún no pueden probar los usuarios que no sean desarrolladores: la colaboración entre iOS y OS X. Para ello hace falta la versión más nueva del sistema móvil, la iOS 8, que no saldrá al mercado hasta septiembre, cuando se presente el nuevo modelo de iPhone.

Una presentación en el congreso de desarrolladores WWDC fue muy prometedora. Federighi y su equipo mostraron cómo será posible hablar por teléfono con el Mac con una conexión Bluetooth con el iPhone. También se podrán terminar de escribir de forma inalámbrica en la computadora los correos o notas que uno haya empezado a redactar estando fuera de casa.

Apple subraya que por ahora sigue siendo una versión Beta, es decir de prueba, que está siendo desarrollada, por lo que recomienda hacer copia de todos los archivos antes de instalarla. La buena noticia para todos los usuarios es que la versión final será gratuita.