12 reglas para el fotógrafo de viajes

Sigue estos tips para tomar fotografías como un profesional.

México

Estoy de viaje camino a la Antártica y sé que las condiciones climatológicas son variables y que pesarán mucho a la hora de que realice mis fotografías. Equipo, tiempo, seguridad y descarga son algunas de las muchas tareas que el fotógrafo tendrá que pensar antes de hacer un solo click.

Aquí te compartimos algunos tips y recomendaciones para ser un mejor fotoviajero. 

1 Planea: A dónde vas y con qué intención. Hay una diferencia abismal entre ir al Sahara a retratar bereberes y el viajar rumbo a Yukon para fotografiar la Aurora Boreal. En el primer caso necesiáras una óptica ideal para hacer retrato, como un lente 50mm y algún flash externo. En el segundo caso necesitarás un lente angular (17-40mm es perfecto), tripié y mucha paciencia para esperar a que suceda este fenómeno natural. 

2 No es la cámara, eres tú: Ninguna cámara en el mundo va a hacer una buena fotografía por sí misma, así que lee el instructivo de tu equipo para que sepas manipularlo perfectamente. ¿Cuál es la mejor marca de cámaras? La que tengas la mano. 

3Preciosa luz: Como el óleo es al pintor, la luz es al fotógrafo. Aprovecha toda fuente de luz que tengas cerca, sean artificiales (lámparas, flashes, velas) o naturales (luz de día). Y, siempre, siempre, fíjate en la iluminación antes de disparar ¿La tienes frente a la cámara? ¿Es suave o dura? ¿Es lateral o cenital?  

4Puntualidad: Este mundo se ve más hermoso dos veces al día. No te pierdas el amanecer y el atardecer, ya que se percibe una luz suave y de cierto carácter dorado. 

 5Sin zoom: Si quieres hacer una mejor fotografía, acércarte. Los mejores lentes son los que NO tienen zoom. 

6Encuadra diferente: No sale mejor si centras el objeto de interés, así que busca posicionar este en algún lado de tu cuadro. También puedes voltear la cámara para tener distintos encuadres (verticales y horizontales).  

7 Varias opciones: Realiza más de una fotografía. Es mejor tener tres opciones (de un solo cuadro) a una que esté mal encuadrada, vibrada, o desenfocada. Si tu cámara es digital, aprovecha y revisa.  

8 Retratos: Para retratos de viaje no pidas a las personas que posen, mejor platica con ellos, pídeles permiso y ve qué ocurre. Si son fotos planeadas (que ellos posen para ti), entonces dirige tu foto (recuerda que las emociones son siempre la clave de una buen retrato). Por otra parte evita la luz directa y soleada en las caras, que puede crear sombras duras y ojos cerrados.  

9 No le creas al “feis”: Muchos “likes” en Facebook no significa que tienes una buena fotografía. Tampoco tienes que postear tus fotos al instante tus fotos. Date el tiempo de revisar y enseñar sólo aquellas que consideres realmente buenas. 

10Siempre y nunca: Siempre carga con tu cámara y nunca la dejes en el piso o lejos de ti. Siempre vacía todo el material fotográfico que tengas y haz una copia extra. Nunca borres nada de tu tarjeta SD.  

11 Más vale sólo: Los fotoviajeros vamos a nuestro tiempo y a nuestro paso. Si quieres evitar que te apresuren o que hagas algo que no te convence, busca tus fotos solo.  

12 Practica: La composición no puede ser aprendida, tiene que ser practicada. Esta es la clave para convertirte en un buen fotógrafo. Aléjate de tu zona de confort y enfrenta nuevos desafíos, experimenta.

 GADGETS del fotoviajero 

Tripié: es básico cuando quieres hacer fotos de noche o con poca luz. Te ayudará a que no salgan vibradas las imágenes. Si compras uno, procura que no sea de plástico ya que se rompen rápidamente. 

 Tarjetas: es mejor que lleves muchas tarjetas SD, a que tengas que estar borrando imágenes porque ya no tienes espacio. 

 Baterías extra: en condiciones extremas de temperatura (desierto o glacial), es necesario que te protejas con repuestos ya que se consumen rápidamente.  

Flash externo: si quieres tener fotos bien iluminadas, la recomendación es comprar un flash externo. Existen flashes manuales a buenos precios. 

 Una lámpara pequeña: la necesitarás si te cae la noche y estás buscando algún objeto, o simplemente para enfocar.  

Una buena mochila: tarde o temprano te cansarás de traer la cámara colgada o necesitarás cargar más cosas, así que procura guardarla en una mochila que le dé seguridad. 

Un pañuelo: siempre necesario para quitar basura, la grasa o el empañamiento de los filtros que llevan los lentes.