Dudan de la historia del niño que murió en brazos de Santa

De acuerdo con varios medios, ha sido imposible verificar los hechos que relata Eric Schmitt-Matzen, por lo que todo podría ser un engaño más de internet. 
Eric Schmitt-Matzen cumplió el último deseo de un niño de 5 años.
Eric Schmitt-Matzen cumplió el último deseo de un niño de 5 años. (Especial)

Ciudad de México

Hace unos días, Eric Schmitt-Matzen, un ingeniero originario de Tennessee, se convirtió en una sensación en internet luego de haber dado a conocer que en una de las visitas que hace cada año a los hospitales de la zona y vestido de Santa Claus, un pequeño murió en sus brazos.

TE RECOMENDAMOS: Aprende cómo detectar noticias falsas en internet

La historia que conmovió a los usuarios de redes sociales fue retomada por portales como CNN, USA Today, la BBC de Londres, el Washington Post y por supuesto a Milenio, sin embargo todo parece apuntar que la historia es falsa.

En una carta escrita por el editor del News Sentinel, un diario local y el cual dio a conocer la historia, se asegura que después de días de investigación y de contactar a los hospitales de la zona, no ha podido confirmar la veracidad de la historia de Eric Schmitt-Matzen.

“Pese a la información sobre él ha sido verificada, la historia del regalo que le hizo a un niño con enfermedad terminal sigue sin confirmarse”, se lee en la carta.

Por su parte, el Washington Post contactó a tres diferentes hospitales cercanos al área en donde vive y trabaja Schmitt Matzen y ninguno pudo confirmar que una historia así haya sucedido o que algún niño de cinco años haya muerto.

En su relato, Eric advirtió que no podía revelar el nombre de la enfermera que lo llamó, el hospital donde sucedió y mucho menos el nombre del niño que murió en sus brazos por respeto a la familia y al pequeño.

Schmitt-Matzen defendió su historia al ser cuestionado por reporteros del Washington Post y aseguró que puede vivir con eso pero no con la muerte del pequeño.

“Si la gente quiere decirme mentiroso… Puedo manejar eso mejor que la muerte de un niño en mis brazos”. 

Sea o no verdad, esta historia es un ejemplo más de cómo las noticias que apelan a las emociones se convierten en todo un fenómeno viral en internet. 


MRF