UE podría haber eliminado protección a neutralidad de la red

A partir de 2017 los europeos no pagarán por roaming y aprobó medidas por un internet "sin discriminación". 
Las nuevas normas podrían no defender el uso equitativo de Internet
Las nuevas normas podrían no defender el uso equitativo de Internet (Flickr/MPD01605)

Los gastos de itinerancia de las comunicaciones por teléfono móvil entre países de la Unión Europea estarán prohibidos a partir de junio de 2017, según una nueva ley adoptada definitivamente el martes por el Parlamento Europeo.

El texto prohíbe además a los proveedores de acceso a internet bloquear o desacelerar el flujo de transmisión de datos de un usuario para garantizar la "neutralidad de la web", con algunas excepciones.

Los gastos de itinerancia, o "roaming", estarán prohibidos a partir del 15 de junio de 2017. Se trata de los gastos adicionales facturados por las llamadas,envío de mensajes de texto o utilización de internet con el móvil en el extranjero en algún país de la UE, tanto con teléfonos como con tabletas.

Antes de esa fecha, ya está previsto que los costos no puedan ser superiores a partir del 30 de abril de 2016 a 5 centavos de euro por minuto para las llamadas de voz, 2 centavos para los mensajes de texto y 5 centavos por megaocteto por el uso de internet.

También se debe establecer para fin de año un techo para las llamadas de voz entrantes, que debería ser mucho menos elevado que el de las llamadas salientes.

"Los europeos van a pagar el mismo precio por utilizar su aparato móvil cuando viajan en la UE", se ufanó luego del voto el comisario europeo Andrus Ansip, celebrando "un primer paso hacia un mercado único de telecomunicaciones".

El voto de este martes avala un acuerdo alcanzado el 30 de junio entre la Comisión Europea, el Parlamento y el Consejo (que representa a los Estados miembros) sobre esta medida emblemática del "paquete telecomunicaciones" defendido por la anterior Comisión Europea.

En cuanto a la "neutralidad de la web", se incluyen excepciones a la igualdad de tratamiento de los usuarios cuando se trata de responder a una decisión judicial, impedir la congestión de las redes o luchas contra los ciberataques.

La nueva legislación permite la creación de internet más rápido para “servicios especializados” y permite a los proveedores de internet ofrecer productos que requieren mayor velocidad sin restricciones. Los críticos argumentan que la posibilidad si resultará en menor igualdad en el uso de la red. Si un proveedor ofrece a un servicio de música un canal de alta velocidad por una cuota, su competencia y por ende, usuarios, están en desventaja. Lo mismo podría ocurrir con servicios de televisión por Internet como Netflix o Hulu.

Por otro lado, quienes están de acuerdo con la iniciativa creen que ciertos servicios merecen prioridad de internet más veloz, como el caso de operaciones médicas remotas o autos que se conducen solos. Las compañías que cuenten con estos servicios, podrán pagar por acceso más rápido.

Ya que la legislación fue aprobada por el parlamento europeo, el Organismo de Reguladores Europeos tiene nueve meses para aplicar las reglas en cada nación. Esta adecuación determinará si en efecto, la libertad de los usuarios está protegida por la nueva normativa.