Rey Mago por un día

Ese es el nombre de un grupo de Facebook, ahí puedes inscribirte como voluntario para ayudar a los Reyes Magos el próximo 6 de enero, a repartir regalos en casas hogar y orfanatos.

Ciudad de México

Mochilas, pelotas y balones, dulces, muñecas, libros para iluminar y liguitas de colores son algunas de las peticiones que llegan para los Reyes Magos desde Cerocahui, comunidad enclavada en la sierra tarahumara de Chihuahua.

Eso piden en sus cartitas las 100 niñas de entre 6 y 12 años internadas en el Tewecado ("hogar de niñas" en lengua rarámuri) Santa María de Guadalupe, para quienes el próximo 6 de enero habrá regalos gracias a "Rey Mago por un día".

Se trata de una iniciativa que nació hace 13 años con el objetivo de "hacer sonreír" a niños que viven en casas hogar, explicó a MILENIO su creadora, Clau Montes.

Según cifras del INEGI, en 2012 vivían en casas hogar del país aproximadamente 28 mil niños y adolescentes, ya sea por orfandad o por proceder de hogares disfuncionales, con papá o mamá en la cárcel, en drogas, hijos de madre solteras o padre violador.

Los niños en esa situación quieren desde lápices de colores y cuentos para iluminar que no pueden comprarles sus padres, que mamá o papá dejen las drogas, hasta dinero para pagar la deuda del hospital y que el hermanito sea dado de alta, comentó Clau Montes.

Pero les regalan juguetes porque "para un niño un juguete es su mundo, vive de fantasía, a veces no se da cuenta de su realidad", afirmó.

El proyecto no busca cubrir las necesidades básicas de los niños porque de eso se encargan otras instituciones, mientras que "un juguete logra verdaderos milagros", aseguró.


La historia detrás de "Rey Mago por un día"

El proyecto surgió en la mente de Clau Montes hace 13 años, cuando participaba en una misión en la sierra de Oaxaca.

"Fuimos a un orfelinato donde lloraba a mares una pequeñita de apenas 4 años, y al preguntarle porque lloraba me dijo en su poca lengua 'ya sé por qué no vienen nunca los Reyes, porque no tengo papás", recordó.

Clau apostó con la pequeña que los Reyes si existían y le pidió su cartita para demostrárselo.

"Al día siguiente que fui a recoger su cartita resulta que la nena fue de chismosa con todos sus amiguitos súper emocionada y me dio no sólo la suya, sino la de toooodos los niños de ahí", comentó.

Con ayuda de su familia Clau logró surtir todas las cartitas. Así comenzó este proyecto que en 13 años ha regalado sonrisas a 3 mil 900 niños de distintas instituciones en el país.


En busca de los Reyes Magos

Los Reyes Magos llegan cada año a diferentes casas hogar; se empieza con una, de boca en boca y ahora vía Facebook se convoca a los Reyes Magos, y si sobran voluntarios se abren más instituciones.

Hace 13 años, cuando inició el proyecto, se benefició sólo a una casa hogar, este 2013 fueron siete, entre éstas el internado en la sierra tarahumara.

Coordinan el proyecto, además de Clau Montes, cinco personas más, entre familiares y amigos.

El próximo 6 de enero "Rey Mago por un día" llegará al Tewecado Santa María de Guadalupe de Cerocahui, con regalos para las 100 internas y sus hermanitos que viven en la sierra. Además, a dos casas hogares en Distrito Federal y otra en Jalisco.

Los Reyes trazan su ruta y suman apoyos en el grupo de Facebook Rey Mago por 1 día 2014.

Y para la próxima convocatoria buscará integrar al programa alguna institución de niños con cáncer, VIH-SIDA, síndrome de Down o invidentes, además de buscar su registro como asociación civil.