Para ser revendedor se necesita malicia

Para Erick la edición 15 del Vive "está flojo porque le metieron grupos como La Changa y hubo pocas bandas buenas".
Erick afirma que el negocio de revender puede dejar ganancias de hasta 600 pesos por día.
Erick afirma que el negocio de revender puede dejar ganancias de hasta 600 pesos por día. (Karen Julibeth)

Ciudad de México

Para ser revendedor se necesita malicia. Si esto no dejara, me dedicaría a otra cosa, cuenta Erick, de 34 años, afuera de la puerta principal del Foro Sol, en el último día del Festival Vive Latino.

Con los ojos puestos en los asistentes, a quienes pregunta "¿te sobran o te faltan boletos?", el hombre de ojos color miel y tatuaje de 10 cm. en  el cuello, asegura que sus ganancias van de los 500 a 600 pesos por día, "eso no te lo da ninguna chamba…No te puedes quejar".

Para Erick la edición 15 del Vive "está flojo porque le metieron grupos como La Changa y hubo pocas bandas buenas", dijo.

Los grupos buenos son la Maldita Vecindad y Zoé, no estuvo como en otros años: “Este  Vive como sabíamos que no se iba a agotar, la gente que compró por ejemplo 5 boletos, y que les sobran dos, a ellos les compro más barato y los revendo más barato. Ese es el negocio".

"Boletos... ¿sobran? ¿Faltan?", insiste a las personas, pues sabe que la competencia es fuerte, tan sólo en el Foro Sol hay 200 revendedores.

Erick afirma que no sólo tiene que saber hacer cuentas sino ser astuto, y "estar un paso adelante para librarse  de los policías". Aunque la fórmula esencial es "la malicia que te da la calle", dijo.

—¿Y ser revendedor sí deja?

—Si no dejara ya me hubiera buscado un trabajo.