Cosme, de Enrique Olvera, abre su cocina en NY

El nuevo restaurante de Olvera fue recibido con agrado en la Gran Manzana, ya que es imposible conseguir una reservación sino hasta los primeros meses del 2015. 
La zona donde se ubica Cosme es conocida como Flat Iron, ya que ahí está el Flat Iron Building, por su forma de plancha.
Cosme es el nuevo restaurante del chef mexicano Enrique Olvera en Nueva York. (Facebook/CosmeNYC)

Nueva York

El restaurante "Cosme" del chef mexicano Enrique Olvera, inaugurado apenas la semana pasada en Nueva York, ha generado tal expectativa entre los neoyorquinos que es imposible conseguir una reservación en el local hasta los primeros meses del 2015.

Inaugurado para el público general el 21 de octubre, "Cosme" abrió sus puertas como "uno de los restaurantes más esperados" de la ciudad, con comida diseñada por quien es considerado por The New York Times, como uno de los mejores chefs del planeta.

"La verdad es que estoy muy contento, no sólo en términos de la cobertura de prensa que ha habido, sino por la manera tan cálida con la que nos han recibido y por el número de reservaciones. Ya no tenemos lugar hasta el próximo año", afirmó Olvera.

El chef mexicano fundador del restaurante "Pujol" en la Ciudad de México (que ostenta tres estrellas de la prestigiosa guía Michelin), expresó que la recepción de "Cosme" en Nueva York le confiere un mayor sentido de responsabilidad ante sus comensales.

Viviendo entre México y Nueva York durante los últimos meses, Olvera consideró que era adecuado abrir un restaurante en la Gran Manzana, tanto por el momento que pasa en su vida personal, como por el reconocimiento del que goza la cocina mexicana en esta urbe.

"Reconozco la importancia de Nueva York como una de las grandes capitales gastronómicas del mundo, y creo que además es un momento en que la cocina mexicana goza de una gran fama y reconocimiento, por lo que creí que era oportuno abrir un restaurante", asentó.

Su Cocina 🔪

Una foto publicada por Cosme (@cosmenyc) el

El restaurante, ubicado en el barrio de Flatiron, en Manhattan, fue lanzado tanto por el propio Olvera, como por otros tres socios, todos ellos mexicanos: el arquitecto Alonso de Garay, y los financieros Santiago Pérez y Santiago Gómez.

"Queremos un proyecto de cocina que sea elegante, que sea refinado pero que al mismo tiempo sea casual. Buscamos que los sabores sean muy mexicanos, aunque hechos con ingredientes locales, que es la manera más segura de lograr platillos extraordinarios", aseveró.

Explicó que no intenta educar a los comensales sobre la comida mexicana, ni ganar reconocimientos o estrellas sino halagar a los clientes con platillos bien elaborados. Con platillos como esmedregal al pastor o tostada de mejillones al escabeche, Olvera señaló que el menú estará completo, al menos para este etapa inicial de lanzamiento, a partir del miércoles 28 de octubre.

One last sweep

Una foto publicada por Cosme (@cosmenyc) el

Tras la temporada en que ha residido en Nueva York, planeando la apertura del lugar, el chef mexicano manifestó que ha aprendido de la ciudad, en donde estudió como chef, que un restaurante es un negocio con muchos componentes más que la excelencia de la comida.

"Pienso que estoy en el momento ideal para abrir un restaurante en esta ciudad, porque en mi carrera tengo la suficiente madurez pero también la juventud necesaria. Y Nueva York exige precisamente eso: combinación entre energía y experiencia", puntualizó Olvera.