Remedios de la abuela para la gripe

En casos leves existen soluciones ancestrales que han pasado de generación en generación para curar los molestos síntomas de la gripe, como la tos.

Ciudad de México

Las tormentas invernales, las lluvias, los frentes fríos, el aire húmedo y los cambios constantes en la temperatura provocan que sea común enfermarse de gripe en está época, uno de los síntomas más molestos es la tos.


De casos leves a moderados de tos, las abuelitas nos han heredado remedios caseros que pueden -o no- ayudarnos a remediar esta enfermedad, algunos son:


  • La sopa de pollo: es buena para aliviar miles de enfermedades, entre ellas el síntoma de la tos. Los ingredientes que ayudan a mejorar la salud son el ajo y el jengibre.


  • Miel, ajo y limón: para la fuerte tos, se pueden mezclar doscientos gramos de miel con un diente de ajo y dos limones exprimidos. Todos los ingredientes se muelen y se toman. 


  • Licuado de bombones: en una ollita que tenga doscientos mililitros de leche, se pone un puñado de bombones a derretir a fuego lento y se debe tomar antes de acostarse, es considerado, sino como uno de los remedios más efectivos contra la tos, al menos sí, uno de los más dulces.


  • Jugo antigripal: no hay pretexto para no eliminar la tos, los remedios de la abuela, ahora los podemos encontrar en el puesto de la esquina, la mezcla de jugo de naranja,  piña, guayaba y miel, tiene un gran contenido de vitamina C y es buen remedio en contra de la tos.


  • Apapacho Vick VapoRub: un masaje en el pecho con el famoso ungüento de mentol, puede ayudar a descongestionar las vías respiratorias, antes de dormir.


  • CocaCola y cebolla: antes de ir a dormir, un remedio que se encuentra en cualquier mesa mexicana, es la mezcla de refresco de cola hervido por tres minutos, junto con trozos de cebolla.


  • Rábanos, limón y miel: para este remedio casero se deben licuar diez rábanos, una taza de jugo de limón, diez cucharadas de miel y media taza de agua, se hierve durante media hora y posteriormente se deben tomar tres cucharadas de está mezcla, seis veces al día.


  • Gárgaras: el remedio más popular son las gárgaras en una mezcla con miel y limón, durante cinco minutos.


Los famosos tés de la abuela:

  • Té de eucalipto
  • Té de canela con limón y miel
  • Té de apio a base de leche y endulzado con miel


El remedio homeopático:

  • En el caso de las personas que confían en la medicina homeopática el remedio llamado “Aconitum” es el más recomendado, aunque como medicamento, siempre es mejor consultarlo con un experto.


Los médicos recomiendan no experimentar remedios caseros en un niño menor de seis años, ya que un remedio casero no es cien por ciento confiable y no se puede sustituir con una visita al doctor.