El futuro de la monarquía son estas 5 princesas

Ahora que son niñas son las princesas del hogar, pero las monarquías quedaran en sus manos, ellas son las futuras Reinas en el mundo
Las futuras reinas de Suecia y de los Países Bajos
Las futuras reinas de Suecia y de los Países Bajos (Especial)

Ciudad de México

Ahora sus manos son pequeñas, pero en ellas está el futuro de muchas monarquías modernas. Los futuros reyes y reinas están aprendiendo la labor de reinar desde muy corta edad, pues poco a poco deben ir tomando las riendas. Más pronto que tarde, los reinados serán dirigidos por mujeres.

TE RECOMENDAMOS: Komuro, el plebeyo que se casará con la nieta de Akihito

Amalia de Nassau. Dos años (Luxemburgo) ocupa el tercer lugar en la línea de sucesión, y todavía le pueden quitar el puesto. A la pequeña princesa de Nassau la llaman el futuro del país.

Estelle Silvia Eva María: Su alteza real de 5 años (Suecia), es la segunda heredera al trono tras su madre, la princesa Victoria de Suecia, y va por delante de su hermano y su padre. La princesa también puede optar a la corona británica, aunque hay 300 posibles herederos por delante en la cadena. Desde 2016, la cambiaron de colegio y ahora va a una escuela Montessori.

Leonor de Todos los Santos de Borbón y Ortiz. A esta princesa de 11 años y a su hermana de 9, la infanta Sofía, les gusta vestirse como gemelas, pero a Leonor ocupa el primer lugar en la línea de sucesión al trono.

Catalina Amalia de Orange. De 13 años, es la Princesa de los Países Bajos y será la reina después de su padre, mientras tanto, disfruta del placer de dar paseos en bicicleta, juegar con su hermana menor y estudiar en una escuela cristiana.

Elizabeth Theresa María Elena de Bélgica. Esta joven princesa de 15 años posee cuatro nombres y es duquesa de Brabante, hija mayor del monarca. Sin duda, tiene mucha suerte y se convertirá en la primera reina de Bélgica gracias a la nueva ley de sucesión al trono, a pesar de tener a dos hermanos en la familia.

TE RECOMENDAMOS: El té de la realeza

Todas estas princesas reales (y no de Disney), cumplen a una edad tan joven y fielmente con su deber, aprendiendo el protocolo real.

AG