Redes sociales en 90% de 'broncas' de amor

La contraseña, la foto, las relaciones cibernéticas, dominan la tranquilidad de las parejas, asegura especialista en psicología.
Los elementos viales pretenden que no se difunda su localización a otros conductores.
La tecnología por encima del amor. (Milenio)

Ciudad Madero

El manejo de las redes sociales y los teléfonos inteligentes generan en la actualidad más del 90% de los problemas de pareja, indicó Gabriel Rubio Badillo, especialista en psicología y representante del grupo local Freedom. Aseveró que los problemas principales tienen que ver con los celos patológicos, aunque también este ha sido un medio para que las parejas se den cuenta de algunos casos de infidelidades reales y de traiciones.

"Es muy común que la prueba de amor hoy en día, ya no es una relación sexual sino la contraseña del teléfono o de alguna red social en Internet, entre las parejas, ello ha generado largas discusiones que se prolongan por horas o incluso días, quedando al descubierto la enorme inseguridad y falta de confianza que existe entre las parejas. Si de cifras hablamos, el 90% de los problemas maritales surgen de las redes sociales", indicó.

El surgimiento de las redes sociales y su proliferación en el mundo actual, ha permitido que muchas personas encuentren pareja través de estos medios, pero también están generando muchos pleitos y rompimientos, algunos de los cuales han terminado en tragedias o crímenes pasionales.

Explicó Rubio Badillo que la raíz psicológica y emocional de todo esto, viene de una autoestima profundamente deteriorada, una educación emocional llena de muchas carencias desde la infancia, en donde nunca hubo la enseñanza del respeto y el establecimiento de límites.

"Cuando en el noviazgo empieza permitirse la agresión verbal, el engaño y el maltrato, es muy frecuente que también surja la violencia física y el sometimiento total de la pareja, cuando se recibe el primer golpe se es víctima, a partir del segundo incidente, si se continúa en la relación de pareja, entonces nos hemos convertido en cómplices de la violencia".

No existe el amor sin respeto de por medio. En cualquier época, el respeto a la individualidad, y los valores como la fidelidad y la honestidad, serán siempre el centro de toda relación de pareja sana.

Un error muy frecuente también es el deterioro de la comunicación y la convivencia en pareja; cada vez es más frecuente observar a parejas en un restaurante, sumergidos en su propio celular, en un chat con personas distantes y desatendiendo a quien en ese momento se encuentra físicamente a su lado.