Qué hacer antes y durante las rebajas de fin de año

A partir de mañana, en muchas tiendas empiezan los descuentos de fin de temporada. Antes de que salgas corriendo al centro comercial, conoce estas reglas para que le saques el mayor jugo a tu dinero
Toma previsiones y sácale jugo a tu dinero
Toma previsiones y sácale jugo a tu dinero (Flickr/Javier Prieto)

Si te aguantaste las ganas de gastar tu aguinaldo para invertirle en tu guardarropa, felicidades, ya casi llega el momento de ir de compras. Sin embargo, si tomas estos consejos en cuenta podrás hacer gastos más prácticos y convenientes.

Antes

Visita la tienda antes de que empiecen las rebajas y pruébate lo que más te guste o te haga falta. Si prefieres quedarte en casa, revisa la tienda en línea y fíjate en los precios de cada prenda para que vayas armando un presupuesto.

Define un límite de gasto. Si sólo puedes gastar tres mil pesos, sólo puedes gastar tres mil pesos. Dependiendo de esa limitante podrías decidir te llevas cinco blusas, o mejor inviertes en un par de zapatos de buena calidad.

Escribe una lista de lo que quieres y comprométete a seguirla. Esto te ayudará a completar tu guardarropa eficientemente y a evitar las compras impulsivas.

Si vas a usar tu tarjeta de crédito averigua tu fecha de corte y de pago. No dejes que por descuido te acaben cobrando intereses.

Únete a las bases de datos de tus tiendas favoritas. Así podrás saber antes que nadie qué artículos tienen descuento y cuándo, no sólo en estas fechas sino a lo largo del año.

Elige bien tu atuendo para ir de compras. Aunque tengas tu ruta bien clara, es posible que te encuentres con otras prendas que quieras probarte. Tómalo en cuenta y usa ropa interior nude que se ve bien con cualquier cosa, leggings y una blusa ligera. Entrar y salir del probador será mucho más sencillo.

Durante

¿Lo quiero o lo necesito? Si tienes una predilección por los vestidos azules pero no tienes ninguno de manga larga, no lo necesitas, sólo lo quieres. ¿No crees que podrías gastar ese dinero en algo que realmente de haga falta?

El truco de doblar el precio. Cuando consideres comprar algo porque está muy barato, calcula cuanto costaría si doblaras su precio. Pregúntate entonces si con esa etiqueta aún considerarías llevártelo. Si no, es porque no lo necesitas o no va del todo con tu estilo y está destinado a vivir en el fondo de tu closet hasta que lo tires. Sigue tu camino.

Compra la talla correcta. Si te queda un poquito grande, un poquito ajustado o un poquito corto no te queda. Sé honesto contigo mismo ¿cuándo fue la última vez que llevaste ropa a ajustar? Y de ser hace poco ¿cuánto te costó? Si los números no checan ni sobre tu cuerpo ni en el presupuesto, olvídalo.

La regla de los tres atuendos

Si la prenda que quieres llevarte podría armar tres atuendos con ropa que ya tienes, es buena opción. Pero si esos zapatos de plataforma dorados no combinan con nada en tu clóset, se ven más bonitos en el aparador, déjalos.