Empresas pequeñas pero poderosas

Un espacio laboral de excelencia impacta en el éxito de las empresas, pero lograrlo requiere, sobre todo, poner a la gente en el centro.
Trabajar en un ambiente ideal permite a la Fundación Lazos ofrecer los servicios de educación a miles de niños.
Trabajar en un ambiente ideal permite a la Fundación Lazos ofrecer los servicios de educación a miles de niños. (Cortesía)

Una empresa exitosa empieza con colaboradores contentos. Y un buen clima laboral se traduce en objetivos cumplidos. Great Place to Work® elabora el ranking de Las Mejores Empresas para Trabajar™ en más de 45 países, entre ellos México. Desde hace nueve años, también realiza el listado de empresas de Alto Potencial (de 50 a 500 colaboradores) y microempresas (de 20 a 49 colaboradores).

Estas son firmas que “independientemente de su tamaño, tienen la capacidad de impactar de forma positiva en el crecimiento del país a través de la empleabilidad”, señala Beatriz A. Rivas Leal, client solutions & corporate affairs VP Great Place to Work®.

Todas han trabajado duro, desde el director hasta el puesto más modesto, para crear un ambiente laboral sano, armonioso y de confianza. Este año el ranking de Alto Potencial incluye a 80 empresas de la República Mexicana, en su mayoría del centro, con Ciudad de México y la Zona Metropolitana a la cabeza con 34 empresas, casi todas de servicios, pero de diversos rubros: financieros, legales, notariales, medios, marketing, consultoría IT y publicidad, así como también una dedicada a la construcción de infraestructura.

La región noreste, en su mayoría con empresas de Nuevo León, ofrece desde servicios de hospitalidad y financieros, hasta de construcción o comercio minorista.

La región noroeste, con nueve empresas de Chihuahua, Sonora y Baja California, casi empata a los estados occidentales de Jalisco y Nayarit, que tienen en el listado a 10 empresas, dedicadas al retail especializado, los servicios financieros y la Tecnología de la Información, entre otros.

El resto de las firmas se encuentran en Puebla, Veracruz, Querétaro, Aguascalientes y Yucatán e integran a constructoras, hoteles, servicios profesionales contables, financieros y agencias de viajes.

Cualquier compañía puede, y debe, ser un lugar de trabajo de excelencia. No importa el tamaño, ni el sector al que pertenezca, ni si fabrica y vende productos o entrega servicios, todas deberán su éxito o su fracaso al capital humano y al compromiso con políticas laborales adecuadas, prestaciones atractivas y las mejores prácticas.



De adentro hacia afuera

Un corazón orgulloso por contribuir a una causa noble es suficiente para entregarse y trabajar con pasión; sin embargo, la directora de Fundación Lazos, María del Carmen Alarcón, asegura que “para llenar el corazón de los colaboradores” se necesita “que estén contentos y les guste servir; si se involucran desde lo más profundo en las actividades es más fácil alcanzar resultados”.

Desde hace 17 años trabajan para construir un excelente lugar para trabajar, pues Alarcón cree que “la generosidad se vive, debemos ser mejores mexicanos y profesionistas desde adentro si queremos entregar cosas buenas afuera”.

Por eso, “desde la bienvenida y la integración hasta las evaluaciones y la retroalimentación, hacemos todo para involucrar a los colaboradores en nuestro código de ética y hacerlos sentir ‘fundadores’”, cuenta.

TE RECOMENDAMOS: Innovación se vuelve fundamental para empresas

Al ser una asociación sin fines de lucro, explica Alarcón, y la única en el ranking, es necesario que su gente “viva los valores que predicamos, que los comparta y crea en nuestra causa, que es la educación. Nosotros servimos a los niños que más lo necesitan y para hacerlo bien debemos primero estar bien adentro, en la organización”.

Esta fundación, que ha apoyado a más de 30,000 niños de primaria y secundaria en 30 estados de la República, durante los últimos seis años ha detectado las áreas de oportunidad en las que debe trabajar para ser un Great Place To Work®, y en cada ocasión “obtenemos mejores puntuaciones y mi sueño es estar en el número uno”.


Vida en equilibrio

A los colaboradores en Samba Vallarta “les gusta trabajar aquí y se sienten estimados”, dice Patricia Abarca, directora corporativa de recursos humanos en Diestra Hoteles, grupo al que pertenece este hotel.

Diestra, que opera tanto marcas propias como franquicias, tiene 15 propiedades en la búsqueda constante de ser excelentes lugares de trabajo. “Debemos operar con los más altos estándares tanto en el servicio que brindamos como en el ambiente en el que trabajamos. Ser mejores lugares para trabajar es parte importante de la estrategia corporativa que nos hace únicos y líderes en el mercado”, dice.

80 empresas mexicanas de Alto Potencial incluye el ranking de Great Place to Work®.

Afincado en la Riviera Nayarit, Samba Vallarta goza de un clima laboral de excelencia gracias a que Grupo Diestra tiene implementadas más de 70 prácticas dirigidas al bienestar integral de sus colaboradores y sus familias. “Tratamos de no dejar fuera ningún tema importante para ellos: integración, desarrollo, responsabilidad social, programas de ayuda a la comunidad, apoyo a sus familias”, dice Abarca.

Una rotación mínima y mínimo ausentismo, le dicen a Patricia Abarca que en Samba Vallarta los esfuerzos por optimizar el clima laboral han rendido frutos; vivir la equidad de género, una política absoluta de puertas abiertas y una integración total de sus familias a los beneficios de ser parte del consorcio hotelero, hacen que los colaboradores estén contentos y lo reflejen en su servicio al cliente.


Entre las prácticas que más valoran los colaboradores de Samba Vallarta, más allá de los sueldos y prestaciones económicas, son las que facilitan el balance entre su vida laboral y familiar y todo lo que cae en la bolsa del “salario emocional”, dice Abarca.

Y argumenta: “Les agrada que nos interesemos por su salud, pero que también se lleven a cabo actividades que integran a sus familias a la cotidianidad del hotel, como los concursos de dibujos para sus hijos, la posibilidad de que los visiten para ver cuál es su trabajo y la flexibilidad de horarios. Si la gente se siente considerada y está en equilibrio, trabaja mejor”.


Bienestar a la medida

Desde que lanzó su división de Servicios Financieros hace 12 años, Bepensa arropó a la nueva empresa con buenas políticas laborales, un esquema prestacional atractivo y mejores prácticas, dice Marco Antonio Rodríguez, gerente de Desarrollo Humano.

Como empresa de servicios, FinBe basa su gestión en la importancia del capital humano. “Lo importante es nuestra gente y año con año buscamos cosas nuevas qué darle para que siempre esté contenta. Este año buscamos consolidar la identidad y brindarles más flexibilidad y tiempo para su familia y resolver sus temas personales”.

Entre las mejores prácticas, Rodríguez menciona programas como FinBerano, programa de viernes con horario corto en la estación; FinBebé, que promueve la lactancia entre sus colaboradoras, y la permanente comunicación abierta en todos los niveles.

Aunque en su opinión, el tema económico nunca es el más importante para sus colaboradores, también existe un beneficio financiero flexible, que ha tenido mucho éxito. “Es como un traje a la medida. Ellos saben que cuentan con un apoyo económico determinado y deciden cómo emplearlo”. Es un monto en efectivo que pueden ejercer en 15 conceptos que incluyen seguros de auto o casa, vales de despensa o su fondo para el retiro. “Cada quien lo ocupa en lo que necesita”.

Pero lo que más valoran es la flexibilidad de tiempos y permisos. “Saben que si necesitan una hora un día para solucionar temas personales y familiares, desde un trámite hasta acompañar a sus hijos a algún evento, cuentan con el apoyo”.

TE RECOMENDAMOS: Mi primera vez en la Semana Nacional del Emprendedor

Los colaboradores de FinBe también aprecian la capacitación, “pero no solo los cursos de liderazgo y gestión, sino otros sobre desarrollo humano y personal. Justo ahora estamos con uno que invita a reflexionar sobre la importancia de ser una mejor persona… son tan exitosos que los llevamos a todo el país, a nuestros 302 colaboradores”.

Bepensa es un grupo empresarial multinacional con sede en Mérida, Yucatán, y con presencia en diversos sectores industriales y de servicios, que en mayo pasado se convirtió en la primera empresa yucateca en cotizar en la Bolsa.


El tamaño no importa


El listado de 2017 Great Place to Work® México premia a 20 empresas en la categoría microempresas y demuestra que el tamaño de una empresa no condiciona su calidad ni mengua el entusiasmo y compromiso de sus colaboradores.

Este año, 12 de las 20 se encuentran en la región centro del país, pero también están en el occidente, el centro sur, noreste y noroeste. Al ser muy pequeñas, la mayoría ataca el nicho de negocios de los servicios profesionales varios, aunque también hay empresas IT, constructoras, farmacéuticas y financieras.


Apasionados y divertidos

Una de las micros es Financiera Trinitas de Monterrey, Nuevo León, creada hace siete años y dedicada a otorgar créditos a Pymes y microempresarios que no tienen acceso a los créditos bancarios tradicionales.

“Al no ofrecer un producto tangible sino un servicio, para nosotros es muy importante que nuestros colaboradores basen su trabajo en el compromiso y los valores de la empresa, que estén apegados a la ideología de la financiera y al servicio que queremos dar”, dice Yuliana Ornelas, directora de Administración y Capital Humano.

Ornelas, una de las ejecutivas de la empresa, asegura que una de sus mejores prácticas es la selección de personal basada en méritos y competencias. Hoy tienen un balance de género de 45% mujeres y 55% hombres. “Aquí están los mejores para cada puesto, sin importar si son mujeres u hombres”, dice Ornelas, y afirma que la base del éxito es “que nuestra gente vive la cultura de hacer las cosas con pasión y diversión. Siempre enfocados en tener buenos resultados financieros, pero sin descuidar a las familias, por eso la gente está contenta y disfruta venir a trabajar”.

Con un amplio esquema prestacional para la estabilidad financiera y familiar de sus colaboradores, con temas como salud, educación y desarrollo humano de los colaboradores y sus familias, Financiera Trinitas también impulsa temas de flexibilidad laboral.

“Sabemos que la gente está contenta porque hay muy baja rotación, pero siempre hay áreas de oportunidad”, reconoce. “Este es el tercer año en certificarnos; en 2016 quedamos como el segundo mejor con 98% de satisfacción y fue sorprendente. Esperamos que este 2017 sea mejor porque hemos trabajado para ello”.