Cómo proteger tu piel cuando el sol se esconde

El sol sigue emitiendo radiaciones en los días nublados o cuando llueve, por lo que no se debe guardar el bloqueador ni descuidar el cuidado de la piel.
La especialista asegura que se debe aplicar el protector cada dos horas en la playa, cada 4 en la ciudad y cada 25 minutos debajo del agua.
La especialista asegura que se debe aplicar el protector cada dos horas en la playa, cada 4 en la ciudad y cada 25 minutos debajo del agua. (Shutterstock)

Ciudad de México

Cuando está nublado o llueve es común que muchas personas se olviden de usar protector solar. Pero incluso en estos días, el sol sigue emitiendo radiaciones por lo que es importante proteger la piel. Consultamos a la doctora Magdalena Reyes Calderón, especialista en dermatología, leprología y micología sobre los cuidados que se deben tener en esta temporada.

En la época de lluvias hay cambios con la humedad del ambiente lo que provoca que la piel se mantenga más sana. Por el contrario, cuando el clima es frío, la piel tiende a secarse. Sin embargo, aún en los lugares con frío intenso y con nieve es muy importante usar protector solar, ya que la nieve sirve para refractar la luz del sol y las quemaduras suelen ser más intensas.

Hay ocasiones con radiaciones extremas y está nublado, y la gente se lo deja de aplicar y se quema.


El nivel de protección no debe variar de acuerdo al clima, afirma Reyes Calderón. Hay días nublados y con radiaciones extremas, y la gente se deja de aplicar el bloqueador y se quema. “La función del protector no es sólo que no se ampollen cuando se queman, sino prevenir contra envejecimiento, manchas, telangiectasias (venitas rojas) y cáncer de piel”.


¿Cómo elegir el bloqueador adecuado?

De acuerdo con la dermatóloga, exisnten en el mercado bloqueadores de todos tipos y para cada integrante de la familia.

Debe tomarse en cuenta qué zona de la piel desea protegerse. Para las partes muy extensas como piernas, brazos o tronco, la especialista recomienda el uso de un protector en spray. Por el contrario, si se trata del dorso de manos es mejor usarlo en crema. En el caso de la cara, se debe conocer el tipo de piel (mixta, grasa o seca) y de ahí evaluar si se utiliza en crema, gel, leche o fluido.

Es muy importante considerar la edad del paciente. Por ejemplo, una joven con piel grasa, con algunos comedones (puntos negros), quizá "barritos", debe usar uno fluido; si es un hombre adulto sin piel grasa, se sugiere uno que deje la piel matificada; si es para un joven con piel grasa, el factor debe ser mayor de 30.

“El más recomendable es siempre de los que dicen 50+, según los estándares de la Fundación Internacional de Cáncer de la piel”, asegura.

El protector debe aplicarse cada dos horas en la playa, cada cuatro en la ciudad y cada 25 minutos debajo del agua. Además, debe ser una cantidad generosa, “no usarlo poquito para que rinda”, dice la miembro titular de la Sociedad Mexicana de Dermatología y doctora oficial de Hawaiian Tropic.

Una piel sana sólo requiere el uso de un protector solar y una crema humectante por la noche o al salir del baño.


Por otro lado, la luz artificial (también conocida como luz blanca) emite radiación UVA, por lo que es necesario protegerse de ella.  “Esta luz no va a quemar, pero si envejece, produce manchas y puede junto con la exposición a la luz UVB producir cáncer de piel”. También hay que cuidarse de la luz que emiten las tabletas, la computadoras y los celulares, no sólo para la piel sino también para los ojos.

 

Otras medidas para cuidar la piel

Deben usarse métodos físicos como sombreros de ala ancha, sombrillas, manga larga. “Ahora ya venden ropa aprobada por la FDA con factor de protección solar, donde las fibras de la tela están más unidas y no dejan pasar la radiación del sol. Aunado a esto, Hawaiian Tropic tiene un gel After Sun que se aplica después del baño por la noche, para los niños y jóvenes que pasaron largo tiempo en las albercas o el mar”, explica.

Una piel sana sólo requiere el uso de un protector solar y una crema humectante por la noche o al salir del baño, el cual debe ser rápido, con agua tibia, únicamente con jabón neutro. No es necesario tallar, usar zacate, estropajo, toallitas o esponjas.