El arte de portear: madre e hijo de corazón a corazón

Cargar al bebé enredado en telas, pegado a su pecho o espalda es algo que está tomando fuerza en la región, una manera cómoda y segura los relaja mucho según la experiencia de Milena Muñoz.
Portear permite tener al bebé más cerca.
Portear permite tener al bebé más cerca. (Especial)

Torreón, Coahuila

La imagen de una mujer indígena cargando a su bebé enredado en telas, pegado a su pecho o espalda, es algo que pudo tomarse desapercibido, incluso para algunas personas hasta inhumano.

En la actualidad Milena Muñoz le ha apostado a esa práctica y utiliza una tela para acercarse más a su hijo Dante de un año 5 meses de edad, a quien carga para transportarse de un lado a otro.

Del 4 al 10 de octubre se vivió la Semana Internacional de la Crianza en Brazos, fecha que surgió en España. Este sábado se realizará el 'Flash Mov' a las 10:00 horas en la Plaza Mayor de Torreón.

Comparte su experiencia con el porteo y explica que se refiere a cargar al bebé de una manera ergonómica, ya sea por medio de una bandolera, un fular o cualquier cargador que respete la postura del bebé.

"La postura que debe tener el bebé es en forma de 'M', que es la postura en la que los bebés, están en el vientre de la mamá, a esto se llama exterogestación, porque un bebé hasta los nueve meses de edad no es plenamente consciente que es una persona diferente a ti.

Entonces cuando una mamá duerme al bebé en brazos y lo recuesta para dejarlo solo, el bebé se siente extraño y llora".

Expresa que el hecho de portearlos y de llevarlos cerca del corazón de una manera cómoda y segura los relaja mucho.

"Los ayuda a pasar toda esa transición traumática del parto y de que vayan entendiendo poco a poco y de una manera amable que son una persona ajena a ti, que son un ser individual".

El porteo está tomando fuerza en La Laguna, no es extraño encontrarse a mujeres cargando a sus bebés envueltos en telas de colores y de diferentes texturas.

"El evento consiste en bailar con los bebés en un cargador ergonómico, en un lugar público, al aire libre, el mismo día y de preferencia en el mismo horario en todos los países participantes".

En la región existen varios negocios que ofrecen este tipo de prendas, una de ellas es la pequeña empresa 'Pañales Ecopipo Laguna', la cual está al mando de Milena Muñoz.

En explica que antes la venta de fulares o bandoleras era escasa, ahora reconoce que tiene que realizar pedidos cada quince días. Informa que los precios van desde 500 a 650 pesos por cada tela que se elija.

De pronto hasta se podría pensar que más por los beneficios, las mujeres buscan este tipo de productos por moda.

"Tal vez sí sea de esa manera, incluso muchas personas afirman que es una moda, pero mientras las modas sean para bien yo les digo bienvenidas, lo cierto es que el porteo es una tradición que viene desde las tribus".