Por jugar Pokémon Go en una iglesia podría ir a la cárcel

Ruslan Sokolovsky es acusado de incitar el odio religioso, por lo que podría enfrentar una condena de tres años y medio. 
Ruslan Sokolovsky se encuentra bajo arresto domiciliario.
Ruslan Sokolovsky se encuentra bajo arresto domiciliario. (Especial)

Ekaterimburgo, Rusia

Un fiscal estatal ruso pidió a una corte enviar a prisión por tres años y medio a un bloguero que jugó Pokémon Go dentro de una iglesia, argumentando que era culpable de incitar el odio religioso, dijo un empleado judicial a Reuters vía telefónica.

Ruslan Sokolovsky, un popular bloguero de 22 años, divulgó en agosto un video jugando Pokémon en su celular dentro de una iglesia en Ekaterimburgo construida en el lugar donde el último zar y su familia fueron ejecutados en 1918.

TE RECOMENDAMOS: Rusia lanza su versión de Pokémon Go histórico  

En el video, que contiene lenguaje fuerte en burlas sobre el cristianismo, Sokolovsky compara a Jesús con un personaje de Pokémon y dice que decidió jugar dentro de la iglesia porque había visto noticias de que gente que lo hacía podía ser multada o encarcelada.

Poco después de que el video apareciera en internet, la fiscalía estatal acusó a Sokolovsky de incitar el odio religioso, el mismo cargo utilizado con éxito para enjuiciar a la banda femenina de punk Pussy Riot en 2012 cuando realizó una protesta contra el presidente Vladimir Putin en una catedral.

Sokolovsky, quien antes del juicio estuvo confinado en un centro de detención, se encuentra actualmente bajo arresto domiciliario. La corte emitirá un veredicto el 11 de mayo.

"Estoy en shock", dijo Sokolovsky a la corte después de escuchar al fiscal, mostró un video de la audiencia. "No me considero un extremista. Tal vez un idiota, pero de ninguna manera un extremista", agregó.


mrf