Los piercings y los tatuajes se ponen de moda en las pasarelas

Una agencia de Londres abolió los estereotipos de la moda. La “Anti agencia” busca en sus modelos personalidades y no las medidas perfectas.

Ciudad de México

Piercings, tatuajes, mujeres con curvas y hombres velludos son las características que busca una agencia londinense, que decidió olvidarse de reclutar cuerpos ‘perfectos’ y de estaturas inalcanzables. 

La Anti agencia, así nombrada por sus creadoras Pandora Lennard y Lucy Greene, nació el año pasado con la idea de que sus modelos destaquen por su personalidad y se distingan por lo que les apasiona en la vida.

 En el sitio web de la agencia, Pandora y Lucy, quienes tienen más de 10 años en el mundo de la moda, afirman que su empresa es para la gente que “podría haber sido modelo y han decidido no hacerlo; para las personas que son demasiado frías para ser modelos, y personas con vidas reales en el borde de la explosión en la música, la moda, el arte, la ilustración y las industrias creativas”. 

Las creadoras aseguran que sus modelos no son “tendederos” para colgar ropa, sino personas de todas las nacionalidades y grupos étnicos que representan a un público en específico. 

La Anti agencia busca que sus modelos sean  figuras aspiracionales, con pasiones en su vida aparte de modelar, como el diseñador de joyas James Tanner, la ilustradora Isabella Cotier o Alex Grover, vocalista de la banda Relics, así como el poeta Amy Blakemore, quien modela con su cabeza rapada y un anillo en la nariz. 

Pandora Lennard y Lucy Greene destacan que, a pesar de seguir una línea ortodoxa dentro de la moda, han colocado a sus reclutados en marcas como Urban Outfitters, Asos, G-Star  y las publicacionesi-D, Tank, Used, Vision, Nylon o Supernasty, así como las firmas Giles, Maison Martin Margiela y Meadham Kirchhoff, así como Vivienne Westwood.

 Lucy y Pandora sostienen que nunca pedirían a sus talentos cambiar su manera de ser.