Ejercita a tu perro obeso

Si tu can se encuentra pasado de kilos, no dejes que siga engordando y ponte a hacer ejercicio con él.
La obesidad en los perros es igual de peligrosa que en los humanos
La obesidad en los perros es igual de peligrosa que en los humanos (Especial)

Ciudad de México

Pueden verse tiernos, graciosos y adorables, pero un perro con obesidad tiene los mismos riesgos de salud que los humanos.

Si eres dueño de un perro obeso, debes estar consciente de que lo más probable es que haya ganado peso porque lo alimentas de más y no lo sacas a pasear, sin embargo, también puede existir la posibilidad de que tenga un problema metabólico que le impida procesar bien los alimentos.

via GIPHY

TE RECOMENDAMOS: Siete señales de estrés canino

Prueba estos ejercicios y ayúdalo a solucionar sus problemas, así no sólo estará más saludable, sino que también lograrás estrechar ese vínculo que los une.  

Paseos moderados

Sácalo a pasear no más de 30 minutos, dos o tres veces al día. Déjalo caminar a su paso, olfatear cualquier lugar y relacionarse con otros perros. No lo obligues a caminar rápido ni a hacer ejercicio intenso, pues eso puede lastimar sus articulaciones o las almohadillas que de por sí se ven afectadas por la obesidad.

Cuando sea posible, suéltale la correa o llévalo a un parque especial para perros donde pueda caminar, correr libremente y socializar con otros perros. Estar en la naturaleza le ayudará a hacer ejercicio de forma progresiva, sin sentirse obligado a caminar.

Perseguir la pelota

Este es un gran ejercicio, pues al perseguir la pelota trabaja coordinación y reflejos. El único problema sería que no esté interesado en ella. Si eso sucede, no intentes forzarlo y mejor prueba con otro juguete que pueda atrapar.

Nadar en la alberca

Llevarlo a nadar es un gran ejercicio, pues le permite distribuir su peso en el agua mientras ejercita espalda, patas, abdomen y cuello.

Si tienes problemas para que tu perro comience a hacer ejercicio o no quiere moverse, es posible que necesites el apoyo de un educador de perros, al que no debes dudar en pedirle ayuda. Cuando logres que tu perro supere la obesidad y tenga solamente sobrepeso, podrás incorporar rutinas más intensas a su ejercicio como irse a correr juntos, que te siga mientras andas en bicicleta o hacer caminatas más exigentes.