Me rompí el brazo al saltar de un camión: Carlos Frenk (Astrónomo)

El ganador de la medalla de oro de la Real Sociedad Astronómica Británica confiesa su gran secreto: el día que por fin lo dejaron salir solo se rompió el brazo por saltar de un camión.
Carlos Frenk, Astrónomo
Carlos Frenk, Astrónomo (Cortesía)

México

El primer día de independencia del pequeño Carlos Frenk, entonces de 11 años, terminó con un brazo roto. La versión que el astrónomo y ganador de la medalla de oro de la Real Sociedad Astronómica Británica dio a sus padres fue que saltó de la banca de un parque y que, al caer, se rompió el brazo.

La realidad fue muy diferente. Ese fue el primer día que a Carlos le permitieron salir solo y tomar el transporte público para visitar a un amigo suyo, "para mí era una de las cosas más emocionantes: subirme al camión, comprar el boleto, bajarme. Finalmente, después de meses de insistir me dieron permiso: fue el principio de la independencia", relata.

El problema fue que no en ese momento el profesor Frenk no sabía cómo hacer la parada y decidió brincar directo a la banqueta: aterrizó en el pavimento, dio algunas vueltas y con el golpe, uno de sus brazos se rompió; tras el susto decidió aguantar el dolor y llamar a sus padres desde casa de su amigo.

Su independencia no se vio interrumpida por ese incidente y hoy, tras ganar la Medalla de Oro de la Real Sociedad Astronómica del Reino Unido, el nombre de Carlos Frenk Mora figura en una lista que incluye a científicos como Albert Einstein, Stephen Hawking y Edwin Hubble.

Su amor por la astronomía comenzó gracias a las Lagunas de Montebello, en Chiapas, cuando a los 17 años pudo observar el cielo nocturno y conoció la vía láctea "era tan impresionante que casi podía estirar la mano y tomar una estrella", recuerda.

Hoy, 46 años después de ese incidente, es profesor de la Universidad de Durham y junto a su esposa Susan ha criado a dos hijos: David, de 28 años, quien vive en Estados Unidos y Stephen, un joven biólogo de 24 años.

¿Qué más le ha escondido el doctor Frenk a su padre? Lo mucho que lo admira, "no le he dicho la gran inspiración que él ha sido en mi vida por su gran generosidad", confiesa.


Sus favoritos:


Libro:Crimen y Castigo, de Dostoievski.
Comida: Tacos de cochinita pibil.
Lugar favorito: El puente que lleva a la Catedral de Durham, cuando muera quiero que lleven mis cenizas ahí.
Pasatiempo: Trabajar.
Gusto culpable: Ver el futbol. El Liverpool es su equipo favorito.
Colección: Según mi esposa, colecciono malos chistes, pero yo creo que son buenos.