“Esto es como una orquesta y estoy como el director invitado”, Nino Bauti

La nueva cara de Tane compartió con amigos y con apasionados de la marca una noche especial.

Ciudad de México

Con un coctel que se realizó en el restaurante Carlotta, la firma mexicana Tane dio la bienvenida a Nino Bauti, quien se estrena como director creativo. Esta no es su primera estancia larga en nuestro país, pues realizó una especialización en Muralista Mexicanos en sus estudios de Historia del Arte, además de que se describe como muy mexicanista. Recién desempacado de Europa compartió con el equipo de Set Social sus planes y la emoción que le da trabajar en nuestro país.

Platícanos sobre tu nuevo puesto.

Bueno, esto implica cambiar la imagen de la marca, hacerla más actual, moderna y coherente, porque la calidad está ahí. Estoy muy agradecido porque es una marca con un gran valor histórico y yo siempre la he catalogado como la joya de la corona de la cultura mexicana. Trabajo muy de la mano del señor Leites, fundador de la casa, él es mi maestro.

Entendemos que es un nuevo puesto el que se creó.

Se ha creado porque la marca lo necesitaba. La marca ha sido un icono en los años 50, 60, 70 y hay cada vez más competencia, es renovarse o morir.

¿Qué características te convirtieron en el mejor candidato?

Espero ser él candidato. Todavía no he probado nada, no puedo ir de pretencioso. Me supongo que es porque trabajé mucho en marcas de lujo y creo que lo que les gustó fue mi entusiasmo y mi visión, espero que sea la adecuada, nunca se sabe. Tengo muy buena relación con don Pedro, con los maestros orfebres, les tengo mucho respeto, y sin el equipo de de la marca no podría de hacerlo. Simplemente esto es como una orquesta y estoy como el director invitado para tocar un sinfonía y ver si lo hacemos a tono.

¿Crees que la joyería de la firma conquistará el mercado internacional?

La firma está preparada para competir con cualquier marca extranjera y además, perdona la arrogancia, pero el producto está muy bien hecho, no tenemos nada que envidiar, quizás en diseño se ha dormido un poco en estos años, siguieron sacando clásicos, pero tenemos una calidad internacional.