Inicia NY campaña contra texteo en carreteras

Se entregaron a la policía estatal 32 camionetas altas, sin identificación policial, para divisar mejor a los automovilistas que textean.

Mount Pleasant, Nueva York

Detectar a los automovilistas que envían mensajes de texto mientras conducen es difícil para los policías, ya que los conductores ponen en su regazo los teléfonos y no junto al oído, y probablemente tampoco mueven los labios.

Por eso Nueva York entregó a la policía estatal 32 camionetas altas, sin identificación policial, para divisar mejor a los automovilistas que textean. Es parte de una ofensiva que incluye penalidades más severas y docenas de "zonas de texteo" en las carreteras en las que los conductores pueden detenerse para usar sus dispositivos.

"Mira ese", dice el patrullero Clayton Howell antes de detener un BMW negro en una carretera al norte de la ciudad de Nueva York. "Este individuo está mirando hacia abajo. Puedo verle el pulgar en el teléfono".

Después de hacer sonar la sirena y encender las luces intermitentes, un contador detiene su automóvil y los policías le imponen una multa.

En Nueva York, 91 áreas de descanso en las carreteras estatales han sido renombradas "Zona de texteo".


Nueva York es uno de 41 estados que prohíben textear a todos los conductores y es uno entre apenas 12 que prohíben el uso de teléfonos celulares manuales. El estado impuso este año penalidades más severas a los automovilistas que hablan o textean con dispositivos sostenidos a mano.

A partir de entonces, en una ofensiva de dos meses este verano, los policías entregaron cinco mil 553 boletas de infracción por texteo, en comparación con 924 en el mismo período el año pasado.

En la reciente campaña de Nueva York, 91 áreas de descanso en las carreteras estatales han sido renombradas "Zona de texteo", algunas de las cuales tienen carteles azules que señalan "No hay apuro. Parada de texteo a 5 millas".

"Según lo que sabemos, Nueva York es la primera" en establecer paradas para texteo, afirmó Jonathan Adkins, subdirector ejecutivo de la Asociación de Gobernadores para la Seguridad en la Carretera. "Es una táctica interesante, que esperamos rinda frutos y sea replicada en otros estados".

Textear mientras uno maneja aumenta la probabilidad de un choque 23 veces y desvía la vista de la carretera durante 5 segundos.


La oficina estadounidense para la prevención de accidentes automovilísticos (NHTSA por sus siglas en inglés) dice que en cualquier momento, durante las horas del día, 660 mil automovilistas en Estados Unidos están texteando, utilizando teléfonos multiuso o manipulando algún artefacto electrónico. Agrega que más de tres mil 300 personas murieron y 421 mil resultaron heridas en accidentes causados por conductores distraídos el año pasado.

El mayor Michael Kopy, comandante de la policía estatal que patrulla el corredor entre la ciudad de Nueva York y Albany, citó un estudio del Tecnológico de Virginia según el cual textear mientras uno maneja aumenta la probabilidad de un choque 23 veces y desvía la vista de la carretera durante cinco segundos.

Kopy está preocupado de que, a medida que los adolescentes reciban sus licencias de conducir, aumente el texteo en las carreteras. "Está llegando a edad de conducir más gente que ha usado esos artefactos durante años, y ahora que empiezan a manejar hacen ambas cosas, texteo y conducción, cuando no deberían".