Versace abre la temporada de la alta costura en París

La marca italiana dirigida por Donatella Versace, hermana del fundador, fue la primera en presentar su colección primavera-verano 2015.

París

Atelier Versace abrió este domingo los desfiles de alta costura en París, la cita del sector más prestigioso de la moda femenina que reúne a casas legendarias y creadores independientes.

La marca italiana dirigida por Donatella Versace, hermana del fundador, fue la primera en presentar su colección primavera-verano 2015, apenas una hora después del desfile de Saint Laurent que cerró la semana de moda masculina.

Al evento asistieron entre otros famosos Goldie Hawn, Kate Hudson, Elie Goulding y Michelle Rodríguez. Fue una colección muy sensual, principalmente de vestidos de fiesta con efectos de asimetría en el busto, transparencias y encaje, declinada en blanco, negro, rojo, azul y carne.

En total, 24 casas de moda desfilarán esta semana en lugares excepcionales de la capital francesa, bajo la mirada de clientas acaudaladas, fashionistas y periodistas especializados.

Contrariamente a las semanas del prêt-à-porter organizadas en Nueva York, Londres y Milán, París es la única capital de la moda que organiza desfiles de alta costura, dos veces al año, en enero y julio.

Esta especificidad parisina está protegida jurídicamente por una apelación atribuida por una comisión del ministerio de Industria francés en función de criterios muy precisos. Recompensa en particular el trabajo hecho a mano y a medida en los talleres del diseñador.

En total hay 14 casas de moda que actualmente ostentan la apelación de alta costura, incluyendo Chanel, Christian Dior, Jean Paul Gaultier, Maison Margiela, Alexis Mabille o Bouchra Jarrar. El brasileño Gustavo Lins es el único latinoamericano que integra oficialmente el exclusivo club.

"La apelación alta costura permite a una marca adquirir más rápido una notoriedad internacional y le da más visibilidad", explicó Didier Grumbach, ex presidente de la Federación francesa de la costura.

Margiela al margen

Schiaparelli, la casa legendaria fundada en los años 1930 por Elsa Schiaparelli, la gran rival de Coco Chanel, presenta su desfile este lunes, a pesar de la sorpresiva partida de su director creativo Marco Zanini, que la había hecho renacer el año pasado.

La marca había desaparecido durante 60 años, antes de regresar a las pasarelas de París en enero de 2014, impulsada por su nuevo propietario, el empresario italiano Diego Della Valle (grupo Tod's).

Fuera de los imperdibles desfiles de Dior y Chanel el lunes y martes, todas las miradas estarán atentas al de Jean Paul Gaultier, que en septiembre abandonó el prêt-à-porter para concentrarse en la alta costura.

Una ausencia notable en el programa oficial de desfiles será la de la Maison Margiela, ahora encabezada por John Galliano, y que presenta una colección "artesanal" solo en visita privada.

El diseñador prefirió mostrar en Londres la colección que marcó hace dos semanas su regreso a las pasarelas, tras cuatro años de ausencia luego de su estrepitosa caída de la cumbre de la fama por haber proferido ebrio insultos antisemitas contra desconocidos en un bar de París, que le costaron su puesto al frente de la casa Dior.