Nissan trabaja con la NASA en coche autónomo

El coche sin conductor de la firma japonesa también será eléctrico y cero emisiones. Tiene planeado lanzarlo al mercado en 2020. 
El coche autónomo de Nissan podría estar a la venta en 2020.
El coche autónomo de Nissan podría estar a la venta en 2020. (Nissan )

Las Vegas, Nevada

La industria automotriz se enfrenta al gran desafío de desarrollar un vehículo eléctrico y autónomo cero emisiones y cero defectos, basado en inteligencia artificial.

TE RECOMENDAMOS: Los coches autónomos de Google listos a fin de mes

Nissan ya trabaja al respecto, y lo hace en alianza con la NASA y Microsoft, a efecto de ofrecer toda la seguridad y control que deberá contener un desarrollo de esta naturaleza, afirmó Kazuhiro Doi, vicepresidente global de Investigación de la Alianza Renault-Nissan.

Resaltó que el desarrollo tecnólogico que implica un motor eléctrico, la conectividad, baterías y demás componentes, son indudablemente una parte muy importante, “pero existe otro ángulo que no se puede minimizar y que es la aceptación de la sociedad”.

Sostuvo que todos los componentes tecnológicos del auto autónomo deberán reconocer las señales de tránsito en un cruce, determinar qué auto pasa primero, en el entendido que el peatón tiene preferencia, y qué hacer cuando se cruza un ciclista.

Si la NASA ha sido capaz de llevar un auto a Marte y controlarlo desde aquí, porqué no hacer lo mismo con autos que circulan en este planeta, por ello Nissan ya trabaja al respecto, aseveró Kazuhiro Doi.

Ante estos desafíos, dijo, Nissan en conjunto con Renault trabajan para ofrecer un auto con estas características y ponerlo a la venta para el año 2020.

Por su parte, Melissa Cefkin, del Centro de Investigación de Nissan en Silicon Valley, declaró que un auto autónomo deberá estar en armonía con la sociedad; hay que ver estos desarrollos con ojos desde el punto de vista de la sociedad.

Estos desarrollos se enfrentan al gran desafío de la interacción entre los humanos y las máquinas, dijo, de tal forma que el software deberá tener cierta inteligencia artificial que "pueda sentir y percibir", para la toma de desiciones y con ello tener un mejor control del vehículo.

Subrayó que estas máquinas deberán entender a los otros vehículos-conductores, y sobre todo como deberán interactuar con otros autos autónomos. “Uno de los temas es cómo interpretar todas las variables a la hora de conducir, que ofrezca seguridad y confianza”.

Y como en cada país las culturas son diferentes, los autónomos deberán adecuarse a cada sociedad, este es uno de los temas que más ocupa a Nissan-Renault, señaló.


MRF