Un niño de 10 años descubrió el error de un museo

Charlie notó que aunque estaba viendo un dinosaurio Oviraptor, en realidad la ficha decía que era un Protoceratops, por lo que lo reportó para que el museo corrigiera su error. 
Charlie (i) y su hermano acudieron a la noche de caza de dinosaurios en el Museo de Historia Natural de Londres.
Charlie (i) y su hermano acudieron a la noche de caza de dinosaurios en el Museo de Historia Natural de Londres. (Especial)

Ciudad de México

Una noche para cazar dinosaurios en el Museo de Historia Natural de Londres no sonó tan emocionante para Charlie como para los demás niños, por lo que en vez de recorrer el museo en busca de pistas, decidió leer cada una de las fichas de los especímenes mostrados en la sala de dinosaurios. Gracias a esto, descubrió que el Museo había cometido un error.

Charlie, de 10 años y originario de Essex, Inglaterra, tiene Síndrome de Asperger, lo cual ha hecho que su pasión por los dinosaurios lo haya llevado a estudiar varias enciclopedias para aprender sobre la paleontología, explicó su mamá a la BBC.

TE RECOMENDAMOS: Video de niño se hace viral por tocar piano en Liverpool 

Por eso, cuando recorría una de las salas del Museo, notó cómo la ficha de uno de los dinosaurios indicaba que era un Protoceratops cuando en realidad era un Oviraptor, un dinosaurio con pico que caminaba en dos patas.

  [El dinosaurio que se mostraba en la ficha técnica no era el que se mostraba en la sala. Foto: Especial]

Inmediatamente Charlie avisó a sus padres del error quienes lo desestimaron pues, de acuerdo con la mamá de Charlie, “quienes trabajan en un Museo Natural de Historia saben más que un niño de 10 años".

Sin embargo, Charlie insistió y junto a sus padres buscó a alguien del staff del Museo para avisar de la confusión que había. Resultó que Charlie estaba en lo correcto.

 [Éste es el letrero que mostraba información incorrecta. Foto: Especial]

De acuerdo con un representante del Museo, el error pudo haberse ocasionado debido al constante reacomodo que había tenido la sala y aseguró que “el Museo estaba muy impresionado con el conocimiento que tiene Charlie”.

Luego de que el error fue corregido, Charlie recibió una carta del Museo en la que le agradecían el haber notado la falla y lo alentaban a seguir interesado en la paleontología. 

 [La carta que recibió Charlie. Foto: Especial]


mrf