Modelos que comenzaron sus carreras siendo niñas

Mayhem Keiser, de cuatro años, hace su debut en la revista Vogue, lo que podría significar el inicio de su carrera, al igual que Brooke Shields y Kate Moss que comenzaron a modelar desde muy jóvenes. 

Ciudad de México

El nombre de Mayhem Keiser puede no resultarte familiar, pero vas a escuchar más de esta pequeña en los próximos meses luego de que la revista Vogue la convocara para recrear los vestidos de la última edición de la Gala del Met para un artículo.

La niña de cuatro años ganó popularidad por modelar réplicas de vestidos hechos de papel y subirlos a Instagram, a través de su cuenta @2sisters_angie, la cual administra su mamá.

Los vestidos reproducen looks que lucieron estrellas como Sarah Jessica Parker o Rihanna, pero lo que realmente destaca en las fotografías es la naturalidad de Mayhem para posar en cada una de las tomas.

Llamar la atención de los directivos de la famosa revista de moda y aparecer en sus páginas es, en muchas ocasiones, el inicio de una carrera en el mundo del modelaje. Solo resta esperar si es lo que realmente quiere esta simpática niña.

Uno de los casos más recientes de niñas en el mundo del modelaje es el de Thylane Blondeau, que a los cuatro años desfiló para Jean Paul Gaultier y a los diez posó para la revista Vogue París. 

Ahora con 12 años ya tiene una importante carrera al haber participado en campañas de Lacoste y posado en la revista Teen Vogue. Además, fue calificada como "La nueva Kate Moss" en su más reciente aparición en la revista "Jalouse".



La misma Kate Moss inició su carrera a los 14 años, cuando la cazatalentos Sarah Douglas la descubrió en el aeropuerto John F. Kennedy, en Nueva York. Su look aniñado le consiguió trabajar para importantes marcas como Calvin Klein y Burberry, aunque también destaca su lado sensual y atrevido en videos musicales como “I just don't know what to do with myself” de The White Stripes.



Kimora Lee Simmons es un caso particular, pues no influyó que fuera pequeña, simpática o natural, sino que a la edad de 12 años ya media 1,80 de estatura. Fue a los 13 que la descubrió Marie-Christine Kollock, representante de la Agencia Glamour en París, a esta edad consiguió un contrato como modelo exclusiva de Chanel y estuvo bajo la tutela del diseñador Karl Lagerfeld.



Desde los cuatro años Alessandra Ambrosio sabía que quería modelar, pero fue hasta los 12 años que se inscribió en clases de modelaje y a los 15 comenzó a desfilar para Dixon Stein. Su carrera se impulsó cuando la agencia Elite le ofreció un contrato en 1996, un año después de participar en el concurso “Look of the Year”, que la misma agencia realizó en Brasil.



Brooke Shields debutó a los once meses como modelo para un marca de jabones. Su mamá fue su manager por muchos años hasta que decidió dejar por un tiempo el modelaje y la actuación para ir a la universad. Una de las campañas más importantes en su carrera fue para Calvin Klein, a la edad de 15 años.


Gisele Bündchen inició su carrera a los 13 años, cuando un agente de modelos la vio comiendo una hamburguesa en un McDonalds. Ella misa ha declarado que no conocía el mundo del modelaje. En sus inicios fue criticada por su nariz, comentarios que ahora son irrelevantes cuando se le ha considerado como la chica más bella del mundo.

 


Natalia Vodiánova no necesito que la descubrieran, ya que ella misma se inscribió en una academia de modelos a los 15 años. Aunque su objetivo no era vivir el glamour sino conseguir dinero extra para ayudar a su familia, a los 17 años ya se encontraba en París trabajando.