A 12 días del Super Bowl, nieve no da tregua

En Nueva York, las autoridades anunciaron una alerta por tormentas, con un pronóstico de hasta 30 centímetros de nieve en la región.

Hartford, Connecticut

El noreste de Estados Unidos se preparaba este martes para afrontar una nueva y poderosa tormenta de nieve, que podría descargar hasta 30 centímetros en algunos puntos del país, según las previsiones de los meteorólogos.

El gobierno federal cerró sus puertas por la aproximación de un frente frío y pidió a los trabajadores públicos que permanezcan en sus hogares.

Oficinas, escuelas y hasta el Zoológico Nacional también cerraron ante la inminente tormenta y los fuertes vientos que azotaban los calles, que llegaban a los 32 km/h.

En Nueva York, en tanto, las autoridades anunciaron una alerta por tormentas desde el mediodía del martes hasta las 06H00 (11H00 GMT) del miércoles, con un pronóstico de hasta 30 centímetros de nieve en la región metropolitana.

El Metlife Stadium, que se encuentra en Nueva Jersey y donde se llevará a cabo el Super Bowl XLVIII dentro de 12 días lució hoy cubierto de nieve.

Los meteorólogos anunciaron que se espera que caiga suficiente nieve en Washington como para convertir la hora pico de la tarde en una pesadilla de tráfico, mientras la tormenta sigue su camino hacia Nueva York y Nueva Inglaterra, en el noreste.

El Servicio Nacional Meteorológico advirtió que se prevé que Nueva Inglaterra sea el estado más afectado, con fuertes viento y nevadas.

"Habrá un paisaje invernal en esas zonas", agregó.

El popular blog del diario The Washington Post también pronosticó hasta 25 centímetros de nieve en Washington, además de temperaturas bajo cero para el resto de la semana.

FlightAware, un sitio web que monitorea el tráfico aéreo, indicó que más de dos 800 vuelos, fuera o dentro de Estados Unidos habían sido cancelados. Nueva York, Filadelfia y Washington eran los más afectados.

Por su parte, el operador nacional Amtrak dijo que sus trenes estaban operando en "un horario normal", pero advirtió a los pasajeros de "posibles demoras relacionadas con el clima".

"Las condiciones para viajar se van a deteriorar de forma rápida por las carreteras resbaladizas y la baja visibilidad", apuntó AccuWeather.

Las temperaturas serán más bajas de lo normal, llegando hasta un mínimo de -12 grados Celsius, con vientos de 56 km/h.