Sexo oral por alcohol, moda en bares de España

Se trata de una práctica que lleva a las mujeres a realizar un concurso por el que deben hacer un número determinado de felaciones a cambio de  barra libre.
Botella
(Arturo Black Fonseca)

Madrid

Felaciones a cambio de barra libre. Ésa es la nueva moda en algunos bares y discotecas de España, concretamente en la zona de Magaluf (Palma de Mallorca), el epicentro de la juerga veraniega de jóvenes turistas españoles, alemanes e ingleses.

La crisis que azota a España de hace más de cinco años provoca que los empresarios hagan hasta lo imposible para atraer clientes, en su momento se han “sorteado” chicas para tener sexo en algunas discotecas de Valencia, pero ahora en la Isla de Palma la moda se llama mamading.

Se trata de una práctica que lleva a las mujeres a realizar un concurso por el que deben hacer un número determinado de felaciones a los hombres presentes en el bar o discoteca en un mínimo de tiempo. La que lo haga, consigue barra libre en el local durante todo el tiempo que duren sus vacaciones.

Los hechos se conocieron debido a la publicación de un video, lo dio a conocer la prensa mallorquina, a partir de ahí se tiró del hilo y ahora la policía ya está investigando la que es considerada como “la gran atracción” para las chicas.

La grabación fue realizada en un teléfono móvil por uno de los jóvenes y después se difundió por las redes sociales. En el video se puede observar como una joven rubia se desplaza por la discoteca en busca de hombres a los que practica sexo oral para conseguir sumar el número que le han solicitado y así poder acceder a todo el alcohol que quiera durante su estancia en Mallorca.

Y es que estos jóvenes no es que lleguen a la isla cargados de dinero en sus bolsillos, sino todo lo contrario, un viaje todo incluido desde Alemania o Inglaterra con duración de una semana en Palma puede costar hasta 300 euros (casi 5 mil pesos mexicanos). Es decir, se trata un turismo “cutre” (de pocos recursos) que tiene como único fin divertirse sin mesura y hacer lo que en sus países no les dejan.

De acuerdo a la prensa local, el mamading se está extendiendo de forma vertiginosa por varios locales que los lugareños y turistas ya tienen “bien identificados”. Todo esto ha tenido una gran repercusión y ha provocando numerosas reacciones, por ello la policía abrió una investigación para esclarecer dónde y cuándo se produjeron los hechos.

El concejal y portavoz del Partido Socialista Obrero español (PSOE), Alfonso Rodríguez Badal, declaró que lo ocurrido “demuestra escenas bochornosas con el consiguiente deterioro de nuestra imagen turística” y pidió “todo el peso de la ley” contra los locales donde se realiza dicha práctica.

La presidenta del Instituto Balear de la Mujer, Isabel Llinás, calificó la iniciativa de “vergüenza intolerable” y anunció que hará todo lo que esté de su mano para impedir este tipo de actividades “denigrantes, insultantes e impropias de una sociedad igualitaria. Consideró que el mamading va mucho más allá una ofensa a las mujeres porque, “en realidad, arrancan la dignidad tanto a hombres como a mujeres”.

Desde el Ayuntamiento se informó que los dos locales en los que se tiene constancia de que se lleva a cabo esta nueva modalidad están ya en el punto de mira, aunque no disponen de ninguna herramienta legal para poder actuar contra ellos.