Gracias a este cartel, una niña encontró a su perrito Morgan

La recompensa por encontrar su cachorro maltés color café era un chocolate. 
El cartel mostraba un dibujo hecho por la pequeña.
El cartel mostraba un dibujo hecho por la pequeña. (Facebook Oceanican)

Ciudad de México

Una cartulina blanca, un plumón negro y un poco de su habilidad para dibujar fue lo que necesitó una pequeña de la colonia Obrera, en la Ciudad de México para encontrar a su perrito que se había extraviado.

Todo empezó cuando la asociación Oceanican, publicó en su cuenta de Facebook una fotografía de un cartel que se encontraba en una de las calles de la colonia Obrera en la delegación Cuauhtémoc. Éste daba datos muy generales de un perrito llamado Morgan de raza maltés y color café, que se había extraviado. Para quien lo encontrara habría una recompensa: un chocolate.

TE RECOMENDAMOS: Un niño aplicó a una vacante de la NASA; esto le contestaron

La publicación, que fue compartida más de cuatro mil 800 veces, conmovió a los usuarios de redes sociales quienes pronto comenzaron a preguntar la zona por la que había sido puesto el cartel, para ayudar a encontrar pronto a Morgan.

Horas después de que el cartel se hiciera viral, la misma cuenta de Oceanican publicó el desenlace de la historia. Morgan había sido encontrado y ya estaba con su dueña. Una niña que no rebasa los diez años de edad y quien se mostró feliz por tener a su cachorro de vuelta. 

Entre los comentarios que tiene la publicación están algunos consejos para evitar que se pierda de nuevo el perrito,  otros más ofrecen regalar collares o dinero para el cuidado de Morgan y por supuesto, hay quien pregunta si pudieron cobrar la dulce recompensa. 

Ésta no sería la primera vez que algo así sucede. A finales de 2015, una mujer originaria de Hermosillo publicó en su cuenta de Facebook un dibujo de una camioneta para reportar el robo de su pick up. Luego de hacerse viral, las autoridades lograron encontrar el auto, sin embargo la dueña se hizo acreedora a un nuevo modelo que una automotriz le regaló. 


mrf