Inauguran la montaña rusa más alta y rápida del mundo

Fury 325 asciende a una altura de 98 metros, equivalente a 30 pisos, luego desciende por una vía que tiene un ángulo de 81 grados, tras lo cual recorrerán una serie de colinas y curvas.

Charlotte

Un parque de atracciones en el estado de Carolina del Sur puso en marcha la montaña rusa más alta y rápida del mundo, Fury (Furia) 325, que alcanza una velocidad de hasta 94 millas por hora.

Fury 325 está localizada en el complejo recreativo Carowinds, que desde 1973 opera en la zona limítrofe de los estados de Carolina del Norte y Carolina del Sur, al sureste de Estados Unidos.

La nueva atracción cuenta con vagones con capacidad para 32 personas y a lo largo de un recorrido que simula el vuelo espontáneo de una avispa la sensación mecánica cubre un trayecto de 1,2 millas en tres minutos y 25 segundos.

Los pasajeros ascenderán hasta una altura de 98 metros, equivalente a 30 pisos, descenderá luego por una vía que tiene un ángulo de 81 grados, tras lo cual recorrerán una serie de colinas, curvas y transiciones rápidas en las que se alcanza una velocidad de hasta 94 millas por hora.

"Estamos haciendo historia y dando otra razón de orgullo a los residentes de las Carolinas. La apertura de Fury 325 ofrece a Carowinds tener 2 de las 10 montañas rusas más altas de Norteamérica", afirmó Mike Fehnel, vicepresidente y gerente general del parque de atracciones.

La nueva atracción costó 50 millones de dólares y fue diseñada y fabricada por la firma suiza Bolliger y Mabillard (B & M), una empresa líder en el sector y que ya trajo a Carowinds las atracciones Vortex, en 1992; Afterburn, en 1999; y El Intimidator en 2010.

De acuerdo al parque temático, al menos 50 personas trabajaron en el diseño de Fury 325, que ocupa 3 hectáreas de terreno, y otras 200 en el proceso de ensamblaje, que requirió dos mil 700 toneladas de acero durante ocho meses de trabajo.

Fury 325 es parte de un proyecto de remodelación de Carowinds que incluye nuevas opciones de comida con platos típicos de las Carolinas y renovación de sus espacios al aire libre.