Mitos y realidades de las computadoras

¿Apagarlas de golpe puede dañarlas? Desfragmentación continua, algunos mitos y realidades sobre el cuidado de las computadoras develados.
Las computadoras actuales realizan procesos autómaticos de limpieza.
Las computadoras actuales realizan procesos autómaticos de limpieza. (Especial)

Desde que existen las computadoras hay una serie de reglas que todos conocen y que supuestamente sirven para cuidar el aparato. Parecen lógicas, por ejemplo que no hay que reiniciar la PC de inmediato cuando acaba de ser apagada, que es bueno activar un protector de pantalla o que hay que defragmentar Windows cada tanto para que no vaya lento. ¿Pero son realmente importantes o son mitos?

Un repaso sobre algunas de estas reglas y su vigencia en la actualidad:

- La PC puede descomponerse si es apagada cuando se la está usando: sí y no. El hardware no sufre ningún daño, pero el sistema operativo o algún programa sí podría resultar dañado si se interrumpe un proceso de escritura de golpe cuando se está produciendo, explica Christoph de Leuw, de la revista "Computerbild".

- Hay que esperar 15 segundos antes de volver a encender una máquina: "No hay motivo para ello", señala el experto Michael Schmelzle, salvo que haya que restablecer el chip BIOS, que "necesita unos 15 segundos para descargarse". Por lo demás, con las computadoras actuales esto ya no es un problema.

- Cuantos más núcleos y gigas tenga un procesador, más rápido es: En principio es cierto, comenta el experto Thomas Rau, de la revista alemana "PC Wel": Pero la clave es si el software en cuestión puede usar varios núcleos o no. En un aparato actual, en el que normalmente funcionan varios programas a la vez, siempre es mejor tener varios núcleos. Pero mucho depende también de la estructura del núcleo y de la frecuencia de funcionamiento.

- Para evitar que la PC vaya cada vez más lento hay que defragmentarla de vez en cuando: Antes era así, pero desde Windows 7 los sistemas operativos de Microsoft lo hacen por sí solos. En el caso de los discos SSD incluso es importante no hacerlo, pues se "limpian" por sí mismos de una forma diferente.

- Los USB pueden descomponerse si se los retira de la máquina sin el debido proceso: "Es el típico mito al que hay que responder con un no, pero sí", señala el experto Georg Schnurer. "A los aparatos no les pasa nada, pero sí podría ser si en ese momento están grabando datos, éstos se pierdan al ser desconectado. Lo peor que puede pasar es que ya no se pueda leer la unidad y haya que formatearla. "Y así se pierden todos los datos".

- Es posible dañar discos duros con un imán: Eso es imposible en el caso de los  USB, señala Schnurer, pero es distinto con los discos duros. Un imán normal de los que puede haber en casa no hace nada, pero si se toma un imán especialmente fuerte como uno de neodimio, en algunos casos sí puede ser que se pierdan datos.

- Hay que esperar a que las baterías estén agotadas para recargarlas: No, con las baterías de litio esto ya no es necesario. "Los fabricantes recomiendan que se vacíen por completo una sola vez cuando son nuevas para calibrarlas con los indicadores de nivel de batería del sistema operativo o las herramientas de software", explica Schnurer.

- Hay que usar un protector de pantalla: Esto vale para los antiguos monitores de rayos catódicos, dice Schnurer, pero no con los actuales. Lo que sí tiene sentido es programar el sistema para que la pantalla se apague cuando no se usa, lo que ahorra energía.