Más de 35 millones de mexicanos beben en exceso

De acuerdo con la Central Mexicana de Servicios Generales de Alcohólicos Anónimos en México más de 35 millones de personas beben en exceso y 9 millones se encuentran en etapa crónica de la ...
040722
040722 (Milenio)

Ciudad de México

En México existen más de 35 millones personas que beben en exceso –más de cinco copas por ocasión mínimo una vez por semana- y 9 millones ya se encuentran en etapa crónica de la enfermedad, informó la Central Mexicana de Servicios Generales de Alcohólicos Anónimos (AA).

Por ello, personal de AA acudirá a instituciones como los institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS) y de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), así como hospitales, donde se prevé sensibilizar a personas afectadas por esta enfermedad y orientarlas a la toma de decisiones encaminadas a una vida saludable.

Son jornadas que se llevarán a cabo del 14 al 19 de octubre de este año y tendrán como objetivo informar a los pacientes sobre las oportunidades que ofrece AA, a través de los 12 pasos que han dado resultado en todo el mundo, donde más de dos millones de personas se han recuperado del alcoholismo.

En la conferencia de prensa de la puesta en marcha de la Quinta Semana Nacional del Enfermo Alcohólico Encamado, el titular de la División de Promoción a la Salud de Bienestar Social del IMSS, Roberto Karam Araujo, dijo que cada año, se suman a las filas del alcoholismo 1.7 millones de mexicanos.

Se calcula que más de 160 mil horas hombre quincenalmente se pierden por alcoholismo, lo que impacta en la productividad del país, mientras que el 15 por ciento del ausentismo laboral es provocado por dicha adicción.

El alcohol está directamente relacionado con cinco de las 10 principales causas de muerte en el país, encabezadas por la cirrosis hepática, que cada año ocasiona 13 mil muertes, sobre todo en varones de 35 a 45 años de edad.

“Cada vez son más los niños de entre cinco y seis años que prueban por primera vez alcohol, inducidos por adultos o los propios padres”, dijo.

La comisionada del Consejo Estatal Contra las Adicciones en Querétaro, Rebeca Mendoza Hassey, explicó que cada vez son más los jóvenes de entre 12 y 13 años que consumen bebidas embriagantes y que ya presentan problemas de no control al alcohol.