Un menú rosa para apoyar la lucha contra el cáncer

La chef Yerika Muñoz, del restaurante de alta cocina peruana Astrid y Gastón, se une a la lucha contra el cáncer con un menú rosa, femenino y, sobre todo, delicioso. 

Ciudad de México

Un menú en el que cada platillo tenga un elemento rosa no fue capricho de la chef Yerika Muñoz, del reconocido restaurante de cocina peruana Astrid y Gastón, sino su manera de unirse a la lucha contra el cáncer de mama.

TE RECOMENDAMOS: Circula playera rosa de Chivas en lucha contra cáncer de mama

Como cada año desde 2014, la chef preparó esta vez 5 platillos que no sólo son ricos en sabor, sino también resultan una obra de arte en rosa.

Un tiradito de robalo con leche de tigre de granada y coco; una causa pintada con frutos rojos con chicharrón de pollo; un raviol pintado con betabel acompañado de poro a la crema y camarón; así como un mouse de granada y crema de mazamorra, un platillo tradicional peruano a base de harina de trigo, azúcar y anís; y un trío de sorbetes de jamaica, granada y tuna roja son los que le dan forma al menú rosa de Astrid y Gastón.


Para saber un poco más sobre esta iniciativa, Milenio platicó con la chef responsable de la sucursal mexicana de uno de los restaurantes peruanos más reconocidos del mundo.

¿Por qué hacer un menú especial?

Empezó cuando la chef Martha Ortiz, del restaurante Dulce Patria, me invitó a dar clases a mujeres que  estaban en tratamiento o ya se habían recuperado del cáncer.

Lo hago como forma de concientización para que las mujeres nos hagamos nuestras revisiones y así logremos un México con menos cáncer de mama. Muchas veces es ignorancia lo que tenemos de no hacernos nuestras revisiones anuales y algo tan simple puede salvar muchísimas vidas.

¿En qué te inspiraste para crear cada uno de estos platos?

Principalmente en que tuvieran el color rosa y que fueran platos muy femeninos. Este año lo hice pensando en que los alimentos fueran de color rosa, pues en años  anteriores sí buscaba que los ingredientes fueran aptos para la gente con cáncer, como la quinoa o el betabel.

¿Por qué hacer un menú para apoyar la lucha contra el cáncer?

Porque con un granito y haciendo lo que nos gusta y nos apasiona, podemos ayudar a mucha gente.

Sin embargo, la lucha contra el cáncer no es la única causa social que apoya Astrid y Gastón. Como parte de las iniciativas de la chef Yerika, el personal del restaurante se reúne los domingos para preparar sándwiches y entregarlos afuera de diferentes hospitales, con el fin de darle una comida a las personas que están esperando a sus familiares. También trabaja con fundaciones que apoyan a los niños con cáncer, mujeres maltratadas y niños en situación de calle.


El menú rosa estará disponible durante todo el mes de octubre en el restaurante ubicado en Tennyson 117, colonia Polanco, y lo puedes pedir por separado o como menú de degustación.

Si estás pensando en ir, definitivamente no te puedes perder el tiradito de robalo y el mouse de granada con crema de mazamorra. El primero ofrece una probadita de la cocina peruana gracias a la leche de tigre que tiene un sabor balanceado entre acidez y dulzura por la granada y el coco. El postre te causará nostalgia al recordar alguno de tu infancia, como el arroz con leche o el pudín, no sin dejar de ofrecerte una experiencia nueva.

Por supuesto que no te puedes ir de ahí sin probar alguno de los panes salados que ofrecen, como la chapla, un panecillo tradicional peruano hecho a base de harina de papa con anís, o el pan de chocolate con chile, si buscas algo con un toque más mexicano. 


mrf