Ralph Lauren, quien apoyó a Hillary, vestirá a Melania

De acuerdo con reportes, el diseñador está trabajando en piezas personalizadas para la futura primera dama y varios miembros de la familia Trump. Es de los pocos que no se han negado a vestirla. 
Melania Trump compró el traje Ralph Lauren que usó la noche en la que se declaró ganador a su esposo, Donald Trump.
Melania Trump compró el traje Ralph Lauren que usó la noche en la que se declaró ganador a su esposo, Donald Trump. (Reuters)

Ciudad de México

El vestido que utilice Melania Trump el próximo viernes durante la ceremonia de investidura de Donald Trump ya tiene un responsable. De acuerdo con el sitio especializado Women’s Wear Daily, Ralph Lauren está trabajando en un diseño personalizado para la futura primera dama.

TE RECOMENDAMOS: Vestir a Melania Trump, el dilema de diseñadores en EU 

Además, la marca estadunidense, según el reporte, está trabajando en diferentes modelos para que Melania los use durante toda la semana y otras prendas para el resto de la familia Trump.

De ser cierto, no sería la primera vez que la señora Trump utilice uno de los diseños de Ralph Lauren. La noche que Donald Trump resultó ganador en las elecciones, la ex modelo de origen esloveno, optó por un jumpsuit en color blanco que dejaba al descubierto uno de sus hombros; en esa ocasión, un representante de la marca aseguró que la misma Melania había comprado ese traje en la tienda de Madison Avenue en Nueva York.

Ralph Lauren es de los pocos diseñadores que han decidido apoyar a la futura primera dama pese a haber apoyado públicamente la campaña de Hillary Clinton, quien hizo de su estilo de traje –diseñado por Lauren- uno de los símbolos más fuertes de su campaña. A esta lista se le suman Carolina Herrera (de origen venezolano) y Tommy Hilfiger.

Por el contrario, diseñadores como Marc Jacobs y la francesa Sophia Theallet se han negado a vestir a Melania pese a que esto traería publicidad a sus marcas, argumentando que no concuerdan sus ideales con lo que propone Donald Trump o porque su ropa no está hecha en Estados Unidos y es muy cara, como dijo el diseñador y director de cine, Tom Ford. 


MRF