Pilates y yoga para perros obesos

El aumento en las tasas de obesidad en mascotas ha dado lugar al surgimiento de instalaciones que ofrecen regímenes de ejercicios especiales para ayudar al mejor amigo del hombre a perder peso.

Los Angeles

No es un problema exclusivo de la gente: las tasas de obesidad creciente en las mascotas ha dado lugar a una serie de instalaciones que ofrecen regímenes de ejercicios especiales para ayudar al mejor amigo del hombre a perder peso.

En Estados Unidos, el 53% de los perros presentan sobrepeso u obesidad, comparado con el 45% hace cuatro años. En los gatos la cifra es de casi 58%, dijo el doctor Ernie Ward, veterinario y fundador de la Asociación de Prevención de la Obesidad en Mascotas, con sede en Calabash, Carolina del Norte. Las mascotas obesas pueden padecer diabetes, problemas en las articulaciones, insuficiencia cardíaca y menor esperanza de vida, tal como las personas obesas, aseguró.

La mayoría de los hoteles y spas de lujo pueden crear un programa de ejercicios para un perro o gato con sobrepeso, pero pocos tienen campamentos de adelgazamiento para grandes grupos.

Para la retriever dorado Celli, era fácil engordar cuando vivía con un chico que le alcanzaba bocados sabrosos desde el borde de su silla alta. Por eso su dueña Eileen Bowers anotó a la perra de más de 50 kilos en un tratamiento de cinco días el mes pasado en el Morris Animal Inn.

Además de "pilates" adaptados para perros, el programa incluía natación, caminatas, trotes en la cinta, faciales, masajes y bocados sanos de granola orgánica, zanahorias y legumbres. El objetivo era darle a Celli y otros 40 canes el impulso para llevar una vida más sana, dijo Debora Montgomery, la vocera del hotel.

Pilates y yoga para perros se parecen mucho: son ejercicios de estiramiento para obtener mayor fuerza, equilibrio y flexibilidad. El yoga consiste en estiramientos cerca del suelo, en tanto pilates usa grandes balones para ganar en equilibrio, dijo Montgomery.

En todas las actividades, "los perros trabajan para comer. Los elogiamos y les damos sesiones entretenidas e interactivas", dijo Montgomery. Después del cardio, vienen los faciales: un masaje que retira migas de comida y baba provocada por los ejercicios.