Preparan proyecto de protección de manglares en Tamaulipas

En el margen costero del estado se han identificado cuatro especies, que son importantes para la captación de carbono, informó el Instituto de Ecología Aplicada de la UAT.
El mangle se encuentra en recuperación.
El mangle se encuentra en recuperación. (Jesús Jiménez)

Ciudad Victoria

La Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) trabaja en la protección del mangle que existe en las zonas costeras de esta entidad, con el fin de utilizarlos como captador de carbono y aliado en la lucha contra el calentamiento global.

El Investigador del Instituto de Ecología Aplicada (IEA) de la UAT, Leonardo Uriel Arellano Mendezal, refirió que actualmente desarrollan proyectos encaminados a reducir la erosión costera y preservar las zonas cubiertas con mangle en sitios como La Laguna Madre en la costa del Golfo de México.

“En las zonas costeras de Tamaulipas se han identificado cuatro especies de mangle que funcionan como captadores del carbono, y por lo tanto, como aliados en la lucha contra el calentamiento global”, apuntó.

Señaló que en la margen costera de Tamaulipas se han identificado cuatro especies, que son importantes para la captación de carbono.

“Las plantas se alimentan de carbono vía fotosíntesis y lo almacenan en sus tallos, hojas, raíces y troncos, para reducir la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera y por lo tanto, como lucha contra el calentamiento global por reducción de la deforestación”, dijo.

RECOMENDAMOS:Este es el primer perro clonado de América Latina

“Estamos estudiando el cambio climático en lo general, y en particular el impacto en los ecosistemas costeros, estamos trabajando con manglares y pastos marinos”, dijo.

Explicó que el uso de manglares como técnica para evitar la erosión de las playas, permite también combatir el calentamiento global, ya que funcionan en la llamada captura de carbono.

Precisó que la vegetación costera, como los manglares y los pastos marinos, ayudan a minimizar ese efecto, ya que es notorio que los ecosistemas han cambiado.

Agregó que un equipo de investigación del IEA-UAT está trabajando con las poblaciones pesqueras de la Laguna Madre, en labores de forestación y conservación de mangle, “están conscientes del beneficio que hay para la fauna acuática, sobre todo de incrementar especies comerciales”.

“En Tamaulipas hay muchos manglares y tenemos que cuidarlos para poder ayudar a que se esté preservando la biodiversidad en esos sitios, y observar a nivel global lo que está sucediendo con los cambios climatológicos”, concluyó.

EVT