Cómo puedes ser una mamá ejecutiva

Cristina Mendoza, gerente de marketing de KIA Motors, ha impulsado su carrera al mismo tiempo que ha disfrutado su maternidad, acepta que no ha sido fácil, pero esta madre de tres se las ha arreglado

Si eres mamá, ¿te tratan distinto en el trabajo, no tienes las mismas oportunidades?

Fíjate que sí me ha pasado que te traten distinto, depende de la empresa también y de los compañeros o jefes que tengas. Pero sí, hacen comentarios en relación a la disponibilidad de tiempo, como que pusieran en tela de juicio tu compromiso, cuando no tiene absolutamente nada que ver. Y sí, lo he experimentado tristemente esos comentarios inclusive de mujeres.

Pero también he tenido jefes que todo lo contrario, que lo entienden, que muestran flexibilidad, que reconocen la labor porque la viven o son padres.

¿Son más comprensivos, entienden más el rol de la mujer y ser trabajadora?

Exactamente y de hecho, tienen un dejo como de admiración porque ellos saben, conocen las complicaciones de tratar de balancear ambas partes de tu vida.

Y entonces, ¿cómo puedes equilibrar en tu caso, un puesto de importancia con tu vida famliar?

En realidad creo que han sido distintas etapas, hubo una etapa en la que me costó mucho trabajo porque mis hijos eran bebés e iban a guardería y se enfermaban o no me los recibían. Ese periodo de ajustes fue muy estresante para mí. En realidad hoy en día mis hijos ya tienen 7, 9 y 11 años, y en ese sentido los retos son otros, pero creo que sí entienden muy bien mi rol, mis horarios y nos hemos podido organizar muy bien.

Yo creo que por etapas puedes tener un mejor balance o intentarlo y ahora se encuentran bien y a mí me ha permitido enfocarme al 100% en mi trabajo.

¿Te has sentido culpable por no haber pasado algo importante con ellos?

No tanto como culpable, porque intento mantener mis prioridades, nunca perderlas de vista porque para mí mis hijos son mi prioridad.

Procuro identificar cosas que son muy importantes para ellos y, sí, muchas veces les tengo que decir hoy no te puedo acompañar; pero llego a un acuerdo, busco qué tiene más peso para ellos y cumplirles las promesas, eso es muy importante.

¿Crees que es difícil ascender cuando estás compitiendo con hombres muy agresivos en lo profesional, mujeres solteras dedicadas sólo al trabajo?

Sí, condiciones de desventaja, no hay esquemas que te la faciliten la maternidad o paternidad compartida. Algunas empresas son balanceadas, y son más permisivas, en mi caso puedo estar con mis hijos mínimo los primeros seis meses. Te digo, depende de las empresas. Ahora, sabía que KIA era un reto grande, es el lanzamiento de una marca, sabía que serían jornadas extensas y lo platiqué con ellos a priori.

Todos sabemos que es una etapa, lo importante es ser consciente de que no es un modus vivendi.

Y a veces es sano tomar más relajada la maternidad, ¿no?

Sí, por eso me ha permitido participar en este proyecto. Te digo, es encontrar un balance para temas, ellos te ven satisfecha y que te cambia hasta el humor. Eso sí, cuando quieres hacer las cosas se puede. Mucha gente me pregunta ¿cómo puedes trabajar con tres hijos? Y les digo que es cuestión de decisión y prioridades, trabajas por un bien mayor.

¿Qué consejos le darías a las mujeres que trabajan y quieren ser madres?

Pues que no lo piensen en función de, debemos aprender a no estresarnos tanto y aceptar los ritmos. La prioridad cuando son muy pequeños son ellos, y saber que es un periodo y que pasará y que pueden retomar sus carreras.

Siempre estamos demostrando de más, por miedos. Pero lo que sí sé es que si tienes hijos y te ven contenta en tu trabajo, en lo que haces, ellos también son felices.