Christian Louboutin: un francés enamorado de México

En entrevista exclusiva para Milenio, el famoso diseñador francés afirma que, además de creatividad, los diseñadores mexicanos tienen una gran riqueza cultural que deben aprovechar.

México

Si México fuera un zapato sería, sin duda alguna, abierto, alto y en una sola y delicada línea que incluyera colores y detalles que lo hicieran único y que demostraran su personalidad cultural, exótica y llena de historia.

Al menos así es como Christian Louboutin imagina que sería nuestro país, un lugar tan lleno de contrastes que, según sus propias palabras, es difícil no amar.

Louboutin es considerado uno de los diseñadores de moda más importantes en el mundo. Sus zapatos pueden alcanzar hasta los mil dólares por cada par y modelos y actrices como Heidi Klum, Victoria Beckham y Emma Stone, son amantes de sus diseños.

En su última visita, el diseñador parisino dio una entrevista exclusiva a Milenio CHIC Lifestyle.

Louboutin, con su voz amable y tono pausado, afirma que México es un país al que conoció desde su adolescencia a través del cine de Luis Buñuel y bellas actrices como María Félix.

Desde ese momento se enamoró de un país que en cada lugar de su territorio regala su propia esencia, “tenemos muchas razones para querer a México, cada aspecto general de la cultura  lo tienes en México: su arquitectura es muy importante, su cultura, dios y la naturaleza, también la comida, casi cada aspecto del territorio es una parte importante del país”, dice recalcando la erre al más puro estilo francés.

Al iniciar su carrera como diseñador, Louboutin ganó importancia internacional en tan sólo cuatro años en los que demostró su ingenio, creatividad y la sensualidad que imprime en cada uno de los zapatos que diseña y para él, la mejor parte de todo el proceso de creación es ver cuando una mujer los usa.

Y es precisamente diseñar los famosos zapatos de suela roja, detalle distintivo de su marca, lo que le apasiona.

¿Alguna vez veremos alguna colección de ropa de Louboutin? Il est impossible, absolutamente no, nunca”, responde luego de dejar sus propios zapatos en la alfombra y subir los pies descalzos al cómodo sillón en el que conversamos mientras reafirma su negativa, “los zapatos es lo que conozco, lo que me gusta y lo que amo; hay muchas personas que no han despegado, mucha gente que sueña con hacer ropa, no voy a tomar ese lugar”.

De esta forma, Monsieur Louboutin también habla sobre la necesidad de impulsar nuevos talentos que aún esperan su oportunidad y resalta que los jóvenes mexicanos tienen un enorme potencial, no sólo por su talento, sino también por la extensa cultura del propio país.

Lejos de ver marcas internacionales como Chanel, Carolina Herrera o incluso la suya propia, el diseñador resalta los recursos que México posee, “tenemos un extraordinario punto de vista mexicano dado por los mismos diseñadores mexicanos: tienen joyería hermosa, tienen diseños, muchos colores, tenemos que poner todo eso junto y trabajar también con algunos diseñadores indígenas”. En ese momento señala mi blusa, hecha por mujeres chiapanecas de la zona de Palenque, y afirma que el único consejo que puede dar a las nuevas generaciones de diseñadores es que internacionalicen sus marcas, pero siempre conserven su identidad nacional. “La gente ama a los diseñadores franceses porque ellos pertenecen a su cultura”.

Y si México fuera un zapato, ¿cómo sería? Lo piensa un momento, lo imagina y lo describe como un zapato abierto, puntiagudo y de una sola línea, con detalles en madera y color: “tendría que ser una sandalia llena de color, no puede ser redondo, tiene que tener ciertos ángulos, con algunos símbolos aztecas” y, acto seguido, comienza a dibujar su propia percepción de un país que le apasiona.


Datos curiosos

  • Christian Louboutin visitó México por primera vez a los 20 años: viajó por Oaxaca, Morelos y Veracruz.
  • Uno de sus lugares favoritos en el país es Acapulco.
  • Uno de sus arquitectos favoritos es el mexicano Luis Barragán.


No puedes querer a un país a menos de que te agrade su gente… y a mí me gustan mucho los mexicanos.

Christian Loubotin


Sitio web 

www.christianlouboutin.com